Apartarnos del bipartidismo, por favor…

Han pasado ya unos días de las elecciones del 26J en España y la gente parece que le ha sentado mal la poca participación del electorado de la confluencia de izquierdas que en nuestro país tenía que cambiar el rumbo neoliberal del bipartidismo que nos lleva al ostracismo, tanto social como económico, laboral, educativo y de toda índole.

Para analizar lo que algunos no se atreven a analizar, hay que mirar varios aspectos, que bajo mi punto de vista son ninguneados incluso por los mismos dirigentes de la coalición, a lo que yo vote y siempre votare, porque para mí son la única posibilidad de cambio real en este país, tan desolado.

Una vez conseguida la coalición, nos aventurábamos en un punto inédito, glorioso, autosuficiente, hasta un poco egocéntrico para una formación que acababa de nacer hace solo un par de años. Quisimos comernos el pastel antes de recoger los primeros frutos, que los conseguimos en las elecciones europeas, que fueron el impulso, y en las autonómicas y municipales, que ahí sí que llegamos a la gente de la forma que más hacía falta llegar. Estuvimos despiertos en ver a la población demandar necesidad de cambio. Se consiguió atacando a las grandes corporaciones, tanto políticas, monetarias, como industriales de nuestro país. Verdad que nos fue bien, pues para que cambiar.eintein

Las mejoras sociales producidas en todos los aspectos de la vida política, se ha ido viendo en todos los ayuntamientos del cambio, y en todas las comunidades donde han conseguido gobernar las políticas de PODEMOS y su confluencias. Ese camino es el que nos ha llevado a pensar que todo estaba hecho y que ahora forzando la maquina a favor del acuerdo con el PSOE nos iba a ir mejor, ya que solo faltaba este actor en la película para un final feliz. Pero no. Ha habido un punto inquietante que no ha gustado entre el electorado nuestro proyecto de país y creo que se puede ver claramente en la reflexión personal que propongo ahora.

Vamos.

Para mí lo más importante es la desviación sufrida por los dirigentes en su orientación hacia  a donde había que tirar el timón del barco. No se puede decir que la casta es lo más indecente durante unos meses, tanto antes como después  de las elecciones de diciembre pasado y después abrazarse a ellos como si fueran los únicos que nos pueden sacar del atolladero, donde esta España. Bajo el punto de vista de muchos votantes de UNIDOS PODEMOS esta forma de perder el rumbo hacia lo que nos ha hecho llegar a tantos corazones españoles, no es justificable con la única finalidad de que ellos son los únicos de izquierdas que podemos acoger a nuestro regazo cuando les demos el “SORPASSO” tan temido por unos y tan necesitado por otros, cosa que dudo mucho. En cuanto a necesidad, lo dudo porque ni antes eran tan malos ni ahora tan buenos. O si, son tan malos como antes y tan poco buenos como ahora.

No debemos tolerar ese cambio de rumbo, cuando lo que mejor nos fue en la anterior campaña de diciembre, fue el acercamiento a las personas necesitadas, e ignoradas por todos los estamentos, que eran votantes tanto de PSOE como de PP, o cualquier otra formación, que para eso hemos sido transversales en todos los ámbitos.

No debemos dejar de lado las políticas diferentes que tanto habían gustado a la mayoría de gente que quería el cambio, ya sean las políticas sociales, culturales, medioambientales, sobre educación, sanidad, justicia. Esas políticas que oías en los medios de prensa tararear con tanta naturalidad a los líderes de la formación que parecía que tenían la llave de la lucha de clases, de dejar fuera de las instituciones a los corruptos que han vivido con naturaleza a nuestra costa, terminando con todo lo que tanto ha costado de conseguir.

No debemos olvidar los desahucios, que tan buen redito han dejado en las comunidades autónomas más golpeadas por la crisis, como son la Andaluza, Valenciana, Madrileña, Manchega, bueno en términos generales, todas.

No debemos olvidarnos de anular todas las políticas sanitarias que han dejado morir a tantas personas, por la dependencia, por la falta de medicinas, por el cierre de hospitales y por muchas más barbaridades.

No debemos olvidar los barracones en la comunidad valenciana, las cantidades ínfimas de dinero pagadas a 4 amigos del poder, por mantener sus volquetes de putas y coca, a costa de todos nuestros impuestos.

Y muchas cosas, que si las nombro todas se harían interminables.

Pues para combatir esto y volver a la senda de la ilusión, solo se puede pedir una cosa. Y esa cosa es, DETERMINACION. Volver a sembrar la ilusión atacando al bipartidismo de la misma forma que se hacía al principio, sin dejar de delatar a los ladrones, corruptos y sinvergüenzas que nos han dejado el país en ruinas. Hay que fomentar de nuevo, lo necesario para erradicar toda forma injusta de aprovechamiento de lo público, que habíamos empezado a construir desde los lugares que teníamos ya ganados. Hay que tratar de acerca a la gente a que vea ilusión y otra forma de hacer política que se veía antes, donde nos daba igual que nos llamaran antisistema , cuando los únicos antisistema son los causantes de la mierda de país que tenemos.

Y buena parte de todo eso se consigue, ayudando a la gente a que intente convencer de la participación, de la máxima capacidad de convencer, acercando por medio de cada votante, a una persona que no haya votado en las elecciones pasadas de junio de 2016, para explicarles qué #SiSePuede devolver a la gente de abajo lo que es suyo y a los de arriba dejarlos solos.

Se consigue separando con quien esta UNIDOS PODEMOS, que está realmente con los de abajo y no con los de arriba. Que somos los que queremos terminar con todos los garrapiñados dirigentes, retrógrados y obscenos que el franquismo ha dejado en las altas esferas de nuestro país. Que queremos terminar con las políticas austericidas, con las personas en pobreza , que cada día son más, con las personas con enfermedades terminales sin asistencia profesional ni médica, sin niños sin poder llevarse algo que comer todos los días a la boca. Contra todo eso, necesitamos a UNIDOS PODEMOS, porque los demás no lo van a hacer.

Con esta reflexión y para terminar, lo único que le pido a mi partido UNIDOS PODEMOS, es que deje de abrazar al PSOE, que dé socialista y de izquierda no le queda más que el nombre y que sin ellos también podemos construir un país mejor. Que ellos solos se autodestruirán. Y sino, al tiempo.

Artículo de Pakiu (Lobo Rojo) para Alcantarilla Social.

pilotorojo73

pilotorojo73

El opresor no sería tan fuerte si no tuviera cómplices entre los oprimidos. Simone de Beauvoir
0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar