El gran matarife

En el mundo todo (y ríase la gente de mi incongruente empero consecuente ingenuidad), no obstante su idílica y paradisíaca imagen en forma de pelota al uso infantil, desgraciadamente vienen existiendo desde siempre: multitud de injusticias, innumerables absurdos varios y también un quintal de disparates punto menos que inmarcesibles, junto a un montón de fullerías, una tonelada de sandeces y un sinfín de despropósitos ocasionalmente originados sin ningún motivo aparente que ex profeso los defina ya en general, ya en particular: el tumultuoso guirigay del mundo todo, bien mirado a la luz de los acontecimientos, en efecto se presume inmarcesible, indescriptible e incalculable, aunque no imposible de narrar, o séase inenarrable; y, sin embargo, el cordero propiamente abierto en canal, dondequiera que horro de maldad hubiera dejado de triscar, entretanto sigue costando al corte unos catorce euros el kilo, es decir, que la sabrosa y muy apetitosa carne de cordero palmariamente caída en desgracia, y digo bien, por lo pronto viene a valer, toda vez comprada en el consanguíneo mercado de orden cárnico, alrededor de unas dos mil quinientas pesetas de las antiguas, quién sabe si manchadas de sangre, sudor y lágrimas… Es entonces cuando un servidor hace ademán de preguntarse a sí mismo: ¿Qué precio, pues, habría que ponerle, en el resbaladizo parquet de la “Bolsa”, a la mostrenca y abundante tontería humana, a la morcillona sandez humana, a la vistosa y sebosa y lustrosísima estulticia humana? –la cual, nunca jamás ha osado hundirse en los más abisales pozos de la muy difundida miseria, por lo que siempre ha salido a flote, las más veces asomando la gaita, aunque sea por debajo de las mismas piedras que, con pasmosa fruición y auténtico denuedo, tajo parejo solapan el muy denticulado camino del escritor que enhorabuena escribe por mor del esplín poema que comoquiera siente allende su profundo y maltrecho corazón asaz dolorido, todo él transido de dolor, trémulo de emoción, tras haber visto tantísima mortandad vilmente manifiesta por doquier–, ¿acaso es gratuita la mostrenca necedad humana? ¿No será la iniquidad humana algo así como una rémora de alcurnia, una rémora humana, demasiado humana, tal vez un consanguíneo atavismo de época? ¿La maldad humana es para con la muerte apenas premeditada, lo mismo que un plato de arroz para con el hambre que a la postre es diariamente alimentada por el indocumentado jaez del egoísmo desgraciadamente universal? ¡Qué cantidad de dislates tienden a ponerse en franco movimiento en cuanto Dios decide amanecer por entre las llanuras de esta España nuestra, ya invertebrada a propósito, adrede y aposta! ¡Hasta dónde piensan llevarnos, las retorcidas mentalidades del poder asaz pervertido!unnamed

A modo de añadidura me gustaría compartir con Usted una idea, una visión, una revelación punto menos que peliaguda, ésta me sobrevino anoche, mientras intentaba dormir a pierna suelta (junto al maldito televisor y la maldita televisión de toda la vida), a saber: resulta curioso que el Comunismo de marras sea propenso al agnosticismo, esto es, contrario al catolicismo, al cristianismo, a la religión propiamente dicha, cuando en realidad, sus principios e ideales básicos son la igualdad, la equiparación de todas las voluntades, la uniformidad de la masa, el medir siempre a la baja, el acotamiento de la virtud, el alzamiento del defecto, en fin, la paridad elevada a la enésima potencia; asimismo resulta curioso que el Capitalismo, la Democracia, la Monarquía y tal, por lo general del caso sean estadios católicos, cristianos y un sí es no es bastante religiosos, cuando en realidad, sus principios e ideales básicos son (v. g.: la demencia inoculada en masa, más aún, cabalmente unida formando piña al uso del embuste llamado Amor) el egoísmo, la distinción de clases, la separación de todas las categorías raciales, la discriminación de castas, la injusticia social, la hipocresía, el doble rasero, el embuste, la jerárquica cadena de mando, la mirada por encima del hombro, en fin, la disparidad elevada a la enésima potencia… Que Dios los bendiga a todos juntos, cual si fuesen hijos putativos –adoptados– de una misma familia o, en su defecto, sendas caras de una misma moneda, acuñada Poder (o séase Guerra y Paz) :de ahí que el tarugo de Nietzsche (quien pusiera de vuelta y media al Socialismo), perínclito Napoleón Bonaparte, en justo correlato bautizara a la Voluntad (magistralmente desgranada por maese Schopenhauer), de la siguiente manera, no tan ambigua cuan absurda: la voluntad de poder. A colación, siquiera sea en lo tocante a Nietzsche, más aún, conforme a todas las políticas habidas y por haber, peor todavía, al respecto de todas las masas humanas: acuérdome de lo que dijo otrora Juan Ramón:

Yo les traigo a Platero, y se lo doy, para que jueguen con él.

[los niños grandes del barrio]

”El sótano impertérrito”, artículo nº. 53.

                                                                                                                                                            © José Javier Martínez Rodríguez.

esplinmartinez

esplinmartinez

Escritor, filósofo de la vida, soltero, solitario, desempleado, ciclista BTT, ecológico, asqueado hasta la so-saciedad.
12 Comments
  1. Sinelo
    Sinelo

    A fe mía que sois matarife ciertamente, no ya de las palabras, sino hasta descuartizador y Frankenstein de las estructuras y razonamientos, que lo mesmo por acá cortáis como por allá recomponéis con caprichosa puntada. No, un diccionario no os regalaría yo así se aprestaran los demonios a llevarme, sino más bien un recio mortero con que compongáis mejor y más fino mejunje que a deglutir el vulgo alcance.

    30 marzo, 2016 at 9:39 pm - Reply
    • blogarroba

      lo de vulgo no me ha quedado claro XP

      31 marzo, 2016 at 9:50 am - Reply
      • J.J.M.R.

        Vulgo es sinónimo de vulgarmente, esto es: aquello es un automóvil, vulgo coche…
        Un saludo.

        31 marzo, 2016 at 10:22 am - Reply
      • J.J.M.R.

        Ahora veo que Usted se refería al comentario de Sinelo. Yo también suelo usar ese término. Perdón. Un saludo.

        31 marzo, 2016 at 10:24 am - Reply
    • J.J.M.R.

      Le agradezco de puro corazón su comentario, y todo lo demás, usted ya me entiende. No sé porqué me dice Usted esas barbaridades, que me alegran la triste mañana gris, máxime cuando estamos tratando un escrito tan sincero, tan filosófico y tan mordaz. Diccionarios enhorabuena tengo 8 en liza, dos de ellos Enciclopédicos, también poseo tres Enciclopedias Cristianas, y 800 Libros varios, todos y todas, salvo unos cuantos, escritos por poetas, beocios, políticos, cardenales, catedráticos gubernamentales y demás fauna al uso de la Voluntad punto menos que amorosa y romántica y más en diente de sierra que el bog, el baladre o la mantis religiosa. Léase “La Cuna y la Sepultura”, de Quevedo, si no ha de creerme. Sus halagos, tras dos milenios Píos y catorce siglos de Filosofía Escolástica, por lo pronto me ponen en lo más alto del candelero literario: cualquier cosa antes que devenir normal, común y civilizado, o séase “ejemplar”, ¡qué peor ventura!, verse en el más lato sentido de la palabra. Usted creo que ha leído poca Filosofía y mucha Poesía-Literaria cabalmente cargada de retórica insulsa que comoquiera calla más que habla. Yo, en ente sentido, suelo guiarme a la hora de conocer a todos los escritores mudos, sobre todo, repito, tras 2 milenios Píos y 14 siglos de Filosofía Escolástico en donde la “alucinación” y el “encantamiento” fueron las notas asaz predominantes: la moralidad nunca es buena, hágame caso, no se lo digo por nada en particular. Yo, ha diferencia de usted, columbro la sinceridad, allá donde amanezca, que es la mayor virtud del escritor y el enemigo número uno del mundo: de ahí la gran mentira diariamente mantenida por un sinfín de mentes venidas a menos, casi a la altura ya de la entrepierna. Para que vea mi humilde agradecimiento, acto seguido le brindaré una genialidad: “La religión es un orgasmo de la voluntad que, cual tabardillo, se sube directamente a la chilondra, embruteciéndola sin más”. Ya puede usted devanarse los sesos con tamaña apreciación 100% Metafísica. Su ortografía me encanta, pero no se fíe de Lope de Vega y tal y tal, ni tampoco lea a San Agustín con excesivo denuedo, Malebranche asimismo es más de lo mismo; en su defecto lea a maese Schopenhauer y al punto descubrirá, toda la ridiculez del mundo todo, lo mismo Literario, Poético que Filosófico: Nietzsche tampoco fue a leerlo con la tanto más que debida atención: yo, en calidad de matarife, intento seguir su ejemplo. Las verdades ofendes sobremanera. Gracias por darme su opinión personal que, bien mirado, no atañe; de todos modos espero que el contenido de mi artículo, sobre el cual no habla usted, toda vez fijado en la estética del conjunto que, como dijo un famoso escritor llamado Dostoyevski, es la primera de las rémoras, devenga para con usted provechoso. Sin más, un saludo muy cordial. Por cierto, el asco es la primera causa de suicidio, más aún, quien no sienta un profundo asco al respecto de la Sociedad Moderna, no sabe lo que se pierde, ni tampoco está entre los elegidos por la indómita musa del Pensamiento que, a la sazón, no es más cosa que una diapositiva, un negativo punto menos que imposible de revelar, por más que los ilusos se presten a modificar la incurable Voluntad Humana. “También caben estilos ampulosos sin retórica” (Gasset), entendiendo por retórica todo aquel texto maravillosamente bien escrito que, sin embargo, no dice absolutamente nada de valor, nada que no sepamos ya los iconoclastas espíritus inmunes. Mi Web está a su disposición, le regalaría encantado mis libros, salvo gastos de envío. La gente no sabe de la misa la media.

      31 marzo, 2016 at 10:20 am - Reply
      • JOSE JAVIER MARTINEZ RODRIGUEZ

        Siento las dos faltas ortográficas de mi respuesta. Mi PC no tiene Zoom al uso.

        31 marzo, 2016 at 11:20 am - Reply
        • blogarroba

          Jose Javier, el artículo es “bueno”…pero Sinelo si no me equivoco, ha querido en cierto modo, referirse a la verborrea excesiva, redundante y abrumadora de su texto.

          Es una formula por supuesto, válida, formada, estudiada, etc…pero …sinceramente, no va dirigida al público en general, y su lectura se hace indigerible en ocasiones. Esta dirigido a un público mas “elitista”, llamelo si quiere, para personas de discurrir filósofico elevado. Sin embargo, le garantizo algo que tengo presente desde que un buen tecnológo me lo hizo ver. Y es que lo breve, conciso, y certero, vale mas que toda una disertación. Ese arte no es fácil de practicar, ni tampoco digo que todo sea así, pero, no se ofenda, su texto esta sobrecargado (a mi juicio personal) y hace vd santo a Proust.

          Y especto de su queja hacia que no hay una crítica sobre el contenido de su artículo, …pues mire, podría estar de acuerdo en parte, pero si califica de tarugo a Nietzsche, …pues como que conmigo, con la “Iglesia a topado”. Las aserciones axiomaticas de que los “Comunistas” no son religiosos o que del “Capitalismo” se desprende todo lo que es injusticia y discriminación, son falacias ad populum que no puedo compartir. Pero en fin, ahi esta la gracia de la diversidad humana, respetar y aceptar, aunque no se comparta. 😉

          31 marzo, 2016 at 11:57 am - Reply
          • JOSE JAVIER MARTINEZ RODRIGUEZ

            A su respuesta lo llamo yo una Crítica Constructiva en toda regla contemplada. Sí señor, así se habla. Ahora bien: Todo el mundo me dice más o menos lo mismo: verborrea, sobrecargado, redundante, tostón, lectura plomiza, y, sin embargo, yo veo el defecto contrario, que es 40 veces peor, por doquier, ya en todos los periódicos al uso, ya en todas las enciclopedias, ya en casi todos los libros que he leído, quiero decir: todo quisque escribe igual, toda vez aprendido el Sistema Único en la típica y tópica Universidad de turno, todo el mundo dice lo mismo, habla sobre lo mismo y escribe del mismo modo: cojo un periódico “cualquiera”, y digo bien, y no hay ni un solo artículo que difiera del canon estipulado por la Cristiandad, por la Moralina religiosa y más todavía por la falta de personalidad: escribir como el vecino no me interesa en absoluto. Los pilares fundamentales a la hora de escribir o leer, son estos, le cuento: “La primera regla del buen estilo es que se tenga algo que decir”, Schopenhauer. “Caben estilos ampulosos sin retórica”, Gasset. “La Literatura es una actitud”, Cela. Quien escribe basándose en aquestas tres premisas, es un buen escritor: las Novelas, para mí, son retórica, la Poesía es retórica, y así por el estilo. Para mí, la verborrea, es Kant, la Biblia, en fin, el 98% de todo lo publicado hasta ahora. La religión sigue vigente, y el amor, el romance, las guerras, todo eso es debido al “Canon Universal” que lleva miles y miles de años escribiendo las mismas sandeces, las cuales se repiten con extraordinaria asiduidad. Yo creo, y permítame que le diga, que la gran mayoría de lectores leen cantando la tabla de multiplicar, no reparan en el agudísimo sentido de las palabras, y por eso mismo no terminan de coger el hilo de mis textos, por eso los ven intrincados, simplemente porque quieren leer de carrerilla, como los artículos de cualquier periódico, es decir, quieren estética, no fundamento filosófico: de ahí las repulsivas “descripciones” de las Novelas, que no hacen sino describir y describir, página tras página, una descripción de 300 páginas: eso no es escribir, ni filofosar ni nada de nada. Tampoco se debe confundir el acervo literario con la pesadez del vocabulario, máxime cuando cada palabra está puesta en su sitio por algo muy concreto, no por capricho de la estética: la estética no me interesa, me interesa decir aquello que pretendo comunicar al respetable. La gramática de Nietzshce, es la letra más ilegible de toda la Historia Humana y, sin embargo, nadie logró escribir todo lo dicho por su mano, pese al infernal despropósito de todos sus signos de puntuación que comoquiera van y vienen a discreción, más aún, al libre albedrío. Si le soy sincero, estoy tanto más que harto de leer libros y tal y tal, extraordinariamente bien escritos que, sin embargo, no dicen absolutamente nada de valor: son una distracción pasajera: no están en guerra, antes al contrario devienen acordes al Sistema que les fue impuesto. Yo no escribo así, y el día que lo haga cambiaré de oficio. Mis libro fueron escritos hace diez o quince años, y algunos han sido repasados, retocados y corregidos, a diario. Las erratas y despistes varios no cuentan al efecto. Por cierto, cuando se ha leído mucha Filosofía, la cosa pasa de castaño a oscuro: efectivamente, Nietzsche da la sensación de: “Con la iglesia hemos topado”, más aún, le genialidad que le he brindado a Sinelo, tal vez sea más agnóstica que toda la filosofía de Nietzsche al completo. Nietzsche, a la sazón, fue un psiquiatra del Cristianismo,y por extensión, de la Humanidad prácticamente entera, no un filósofo: de ahí sus irrisorios comentarios acerca de Schopenhauer: para saber todo esto hay que leer mucho, a ser posible, muy atentamente a las palabras, ya sean cargantes o no. Zarathrusta es lo más indigno de Nietzsche, casi a la misma altura del Wherter, lo que ya es decir (más conciso y escueto no puedo ser, ni nadie lo ha sido). Esto es ser escueto, claro, conciso y directo, pero en mis libros lo decoro con turquesa y carmesí y una buena ristra de palabras extrañas que comoquiera consiguen desencajar al lector no muy ducho que digamos. Yo, en cambio, en cuanto leo algún texto, inmediatamente columbro sus referentes, el hontanar del que ha bebido su escritor: cosa que, para conmigo, no sucede muy a menudo que digamos, aun siendo mi letra un entramado de autores varios que se amalgaman en perfecta armonía: enhorabuena tengo escritos muchos párrafos en donde se vislumbran 6 ó 7 autores a la vez, pero esto no hay Dios que lo vea. Respecto a lo del tema político que usted menciona, bien podría decirle que es más de lo mismo: por encima de todas las vaguedades humanas, está la Filosofía, yo veo las cosas desde una perspectiva muy lejana, muy ajena, muy aparte: “mi vista de águila se encarga de todo lo demás” (acabo de ofrecerle otra genialidad en ciernes que, comoquiera habla de la miopía general: yo, a todo esto, lo llamo Dicacidad Literaria, que sea cargante o no, es lo de menos: lo que cuenta es el dardo), sin más, un saludo muy cordial. Me ha encantado su comentario y así se lo hago saber. Espero haberle correspondido de tal o cual manera.

            31 marzo, 2016 at 2:06 pm
          • JOSE JAVIER MARTINEZ RODRIGUEZ

            Por cierto: discrepo de su punto de vista político: basta repasar toda la Historia Humana para comprender de inmediato que el “asesinato en masa” (terrorismo) es la clave de todas las políticas habidas y por haber, lo mismo rojas que azules, por no hablar, en iguales méritos y parejas cantidades, de religiones. Lo demás, lo demás es marear la perdiz. Un saludo.

            31 marzo, 2016 at 2:55 pm
          • blogarroba

            Bueno Jose Javier, algo hemos mejorado. Tu respuestas tienen otro lenguaje, mas “coloquial”, mas suelto, mas “inteligible”.

            A ver no tengo en contra nada contra la verborrea…de hecho adolezco de ella mas de lo que es mi gusto. Pero como bien dices, quizas en ese alejamiento de la sociedad, se pierde la perspectiva de lo que es comunicar. Comunicar implica ser entendido, si no lo consigues, de nada sirve ser pulcro en la escritura, ni bello en el adorno de las palabras.

            ¿Que es una opción?… Si, por supuesto, ya te lo dije antes. Pero, poco práctica. Y me temo, que dificilmente se pueda marcar tendencias con ello. Aunque quien sabe.

            Comparto que muchos periodicos son vomitivos, pero tambien he de decir, que hay muchos y muy buenos periodistas con una exquisita redacción.

            Por tanto, quizas en luga de desalinearse del mundo, y solo digo quizas, convendria alinearse con el, pues al fin y al cabo el ser humano, es un ser gregario.

            Por cierto, he de decir, que la mas profunda reflexión o conversación, siempre es aquella en la que reina el silencio, pues todo lo alberga.
            Un abrazo

            31 marzo, 2016 at 4:27 pm
          • Sinelo
            Sinelo

            Dio usted en el clavo, maese blogarroba, que de ahí la sugerencia del mortero para mejor digerir el populacho tan farragosa palabrería, que no se sabe si es potaje, ensalada o fritura.
            Puedo acordar o discrepar con lo que se dice, pero el estilo, mejor ligero para que el viento lo lleve lejos, que recargar mucho la cometa está sólo al alcance de los ingenieros en aeronáutica.

            2 abril, 2016 at 11:20 pm
    • JOSE JAVIER MARTINEZ RODRIGUEZ

      Su Tweeter ya lo visité, ahora paso a leer sus artículos, si bien no soy muy propenso a dar opiniones a las primeras de cambio. Últimamente me encuentro así como ido del mundo, alejado de la vida, sopesando el tiempo. Un saludo.

      31 marzo, 2016 at 11:34 am - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }