La hora de la sangre

Ya está, ya han consumado el incesto diabólico entre rojos y azules.
Los ángeles se han puesto las patas de cabra y los demonios han pintado sus alas membranosas de blanco inmaculado.

ppsoe
¿Y ahora qué?

Ahora nosotros maduramos el grito de las calles, lo amasamos desde dentro, desde las entrañas; arrancamos desde los graves, desde los tonos más bajos y profundos hasta convertirlos en puro grito.

Desgarro despechado de traicionado, ese es nuestro clamor, el miedo al porvenir robado es nuestra bandera.

Es lo que buscaban y si no lo buscaban es lo que ha encontrado.

Un pueblo sin miedo a la represalia, un pueblo sin miedo a perder más que la nada.

Ya no hay ilusiones, no hay esperanza en la gente del 15M.

Nos la han robado los tibios apagando el fuego de las barricadas desde las instituciones tomadas.

Los de siempre las han recibido con hambre y se las han comido con patatas y con una enorme sonrisa.

El grito ya no es de luz, ya no es de ilusión; el grito que nace ahora es desesperado, es pura bestia acorralada vendiendo su piel al precio más alto.

Nos están masacrando, nos están agotando y nuestra reivindicación a estas alturas de la contienda se queda en resistir vivos un día más, y a poder ser poder mirar a la cara de nuestros seres amados sin dolor.

Así estamos, hasta aquí nos han traído.

¿Y ahora qué?

Ahora ya no son dos, ahora ya son el que siempre fueron.

Ya no hay lugar para duplicidades, ya no hay lugar para la pantomima.

Ahora deben asumir que son uno e indivisible y que en aquel lugar en el que antes disponían de sendos asientos, ahora solo hay uno.

Qué cruel victoria la del tirano, qué cruel la victoria que te obliga a quemar de golpe y porrazo la mitad de tus naves sin lograr que el enemigo hunda una sola de las suyas.

Es la hora de recapitular, de hacer balance de fuerzas y cotejar méritos.

¿Quién se queda con el lugar? ¿a quién habré de matar para conservar mi lugar en los cielos?

Es la hora de los puñales, es la hora de los saturnos.

Padres devorando hijos, hermanos apuñando hermanos, empujones, zancadillas.

Pura convulsión hasta que el río de los acontecimientos ponga metros de olvido líquido sobre los defenestrados y para que los nuevos poderosos se tranquilicen al fin en sus atalayas.

¿A quién se llevará el río unificador en su devenir desmadrado? ¿quién desaparecerá bajo las turbulencias de sus aguas furiosas?

Es obvio que a los dinosaurios no los pudo eliminar ni el colosal meterito que asoló el planeta millones de épocas atrás.

La avenida tampoco podrá con ellos.

¿Quién será el sacrificado?

Más de uno empieza a ver su nombre escrito en letras de olvido, más de uno empieza a añorar sus tiempos buenos, sus tiempos de EREs, de Gürtel

Hay temblores masivos en poltronas sacrosantas, culos que pierden aire inquietos.

Una cosa es obvia, habrá pelea.

Son personas absolutamente inoperantes fuera del chanchullo político, carne de miseria sin las socorridas prebendas de sus puestos.

Defenderán status, defenderán clientes y defenderán intereses hasta la muerte.

Hasta aquí el sistema no había sufrido una baja importante; hoy ha tenido que degollar a su 50% de un plumazo para prevalecer.

Este ha sido el mayor golpe que ha recibido el régimen del 78 en toda su historia, su mayor derrota y la más sangrante consecuencia.

Ahora toca retirar los cadáveres políticos del campo de batalla y replantearlo todo.

Los que buscamos asaltar los cielos tendremos una tregua, podremos recomponernos y ocuparnos de los traicionados debidamente.

Consuelo, ilusión, seducción.

Esas van a ser nuestras banderas y el viento cada día las hace más grandes.

Su sombra asusta a los tiranos y eso, en definitiva era nuestra primera intención; que el miedo cambie de lado.

Asistamos pues hermanos a la masacre fratricida de las ratas, asistamos a su circo lamentable y aprendamos de su desgracia.

Cuando se recompongan buscarán inseminar miedo al inocente y para ese entonces deberemos tener activos con fuertes brazos para contener a sus sicarios.

Los caminos pacíficos se agotan, pronto; cuando se vean por fin perdidos recurrirán a la violencia y debemos estar preparados.

Tiempo al tiempo, vivimos el acercamiento de un golpe de estado, una guerra Estado contra Ciudadanía y hoy para bien o para mal, hemos ganado la primera gran batalla.

Ahora ya saben que no van a ganar tan fácilmente, ya conocen el dolor.

Ahora son de verdad peligrosos, se acerca la hora de la sangre.

Salud y República hermanos.

elsopazax

Escritor autor de la novela SIN PULSO y bloguero a tiempo muy parcial. Emigrado a Brasil pero vigilando de cerca a mi buena gente.
2 Comments
  1. Estaba claro que PODEMOS no iba a encontrar ningún apoyo.
    O mayoría absoluta o corrupción.
    Esas son las opciones y ese es el campo en el que nos movemos.

    4 Noviembre, 2016 at 9:06 pm - Reply
  2. No hay que ser tan catastróficos, el desenlace del pacto PPSOECs era un secreto a voces desde y hasta incluso antes del 20D,
    En los últimos años el PSOE ha ido escorándose hacia la derecha y Cs fué montado por el IBEX, OPUS… para compensar la pérdida de votos del PP por los casos de corruPPción, al fin y al cabo nada ha cambiado bajo el Sol, todo sigue igual, si acaso los que votaron PSOE se pueden sentir defraudados, pero esto no viene de ayer, esto se estaba fraguando de antes del 20D, lo demás es paripé y maniPPulación, al menos así lo veo yo.

    1 Noviembre, 2016 at 8:58 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar