La náusea

El sistema que sustenta el actual régimen español está podrido desde sus cimientos. Desde la primera institución del Estado, la Monarquía, pasando por los partidos políticos, la judicatura, los altos mandos que dependen de los ministerios, las empresas que pagan mordidas, la banca, los principales sindicatos o los medios de comunicación, todo, absolutamente todo está corrompido. Todos han actuado en connivencia buscando algún tipo de beneficio. De ninguna otra forma se puede entender, el nivel de inmundicia, de miseria moral y de indecencia al que hemos llegado.

Nuestra ¨cleptocracia¨ está pensada para favorecer al bipartidismo, lo que no ha hecho más que contribuir a que la corrupción se mantenga durante cuarenta años. Todo este tiempo los dos principales partidos han mantenido secuestrada a una democracia hecha a su medida, a una justicia manipulable y al derecho a una información veraz, porque no lo dudéis, lo que sabemos, no es más que una pequeña muestra de lo que ocultan en el vertedero donde han ido a parar sus peores despojos.

La baja calidad de la democracia española ha sido denunciada en varias ocasiones por organismos europeos, nos acusan de tener unos niveles de corrupción y oscurantismo dignos de una dictadura del Tercer Mundo. La designación de jueces, los aforamientos, la irrevocabilidad de los cargos o las subvenciones a la prensa, sólo contribuyen a la protección de los corruptos. Ni PP ni PSOE han querido cambiar nada de todo eso cuando han tenido oportunidad de hacerlo.pp psoe images

¿Cómo es posible que lo que estamos sabiendo ahora, haya ocurrido sin que nadie se diera cuenta? ¿Nadie ha detectado en todos estos años nada irregular? ¿Dónde estaban la Agencia Tributaria y el Tribunal de Cuentas? ¿Es que nunca hemos tenido organismos de control? ¿Dónde estaba la prensa, esa que hoy fiscaliza cada paso de Podemos? ¿Acaso siempre han estado mirando para otro lado? ¿A cambio de qué?

Cada día, el nivel de asco y hastío de los ciudadanos decentes va en aumento. Vemos como a la casta política y periodística no le preocupa otra cosa que mantener sus privilegios y sus secretos, sólo pretenden perpetuarse en sus cargos, seguir medrando, exprimiendo lo público todo el tiempo que les sea posible y aniquilar por lo civil o por lo criminal a cualquiera que amenace con destapar la cochambre que ocultan.

La aparición de Podemos ha sido para todos ellos una terrible amenaza contra la que tienen que luchar hasta conseguir neutralizarles. El poder económico ha contribuido a esa lucha creando a Ciudadanos, el poder político se alía para aislarlos y estigmatizarlos, y el poder mediático les ataca sin piedad, incluso, el que hasta hace dos días se las daba de progre y renegaba de las políticas económicas del PP, ahora maldice a Pablo Iglesias por no rendirse ante Sánchez y Rivera, porque no seamos ingenuos, el periodismo de izquierdas, en los grandes medios, no existe, existe el del PSOE, que no es lo mismo.

Periodistas que cobran de grandes empresas, medios controlados por la banca, cadenas pagadas por la iglesia, partidos que envían a comisarios políticos a las televisiones públicas, periódicos sostenidos con dinero del contribuyente. Todo para financiar la maquinaria propagandística de un sistema gangrenado que ya no es capaz de seguir ocultando su putrefacción.

Nada va a cambiar poniendo al PSOE en vez de al PP al frente del gobierno. Entre los dos partidos nos han traído hasta aquí, son corresponsables de todo este desastre, son igual de corruptos, igual de neoliberales. Ambos quieren mantener a toda costa este sistema que les ha servido para enriquecerse inmoralmente y empobrecer al pueblo. El PP es la ultra derecha, el PSOE la derecha.

Este país necesita una regeneración radical, de lo contrario, toda esta depravación volverá. Ya ha pasado antes. Recuerdan Filesa , el GAL o el caso Guerra ¿verdad? Si se hubiesen tomado medidas serias después de aquello, hoy no estaríamos en estas. Pero no convenía. Ni ahora tampoco conviene, porque lo que tiene el PP en Madrid o Valencia lo tiene el PSOE en Andalucía. Prometen regeneración, como la prometieron entonces, pero no cumplirán, como no cumplieron entones.

Se ríen de nosotros, lo hace el PSOE andaluz y el PP en el resto del país, nos quieren hacer creer que basta con cesar de militancia al chorizo de turno para que el partido quede impoluto. Y todos sabemos que eso no basta porque su corrupción es estructural, no son personas que actúan individualmente, es una forma de financiación para unos y de compra de votos para otros, ambos están envilecidos y han envilecido al país.

España está enferma, le han hecho un daño irreparable, la han infectado, su falta de ética ha llegado a todos los niveles de la sociedad. Gente que tolera que les roben impunemente, que les vota y les defiende. Han inoculado su inmoralidad en parte del pueblo, hasta que no consigamos que se tome conciencia de lo grave que son estos comportamientos este país no tendrá remedio.

Si de verdad queremos un cambio no hay otra opción que mandar a la cárcel a los corruptos y a los corruptores, y a su casa a todos los responsables políticos. A TODOS. Hay que sacar la porquería de cada institución, levantar cada alfombra y abrir cada cajón. Hay que llegar al final de cada caso, hay que averiguar quién autorizaba, quién sabía y quién callaba.

Hay saber quién y desde dónde se filtran informaciones interesadas a la prensa, si se usan las instituciones del Estado para acosar a rivales políticos, si hay que jueces maniobran para conseguir beneficios a ciertos condenados, si hay fiscales que reciben órdenes, si hay periodistas que cobran de empresas o del gobierno y para qué, hay que averiguarlo todo. Hay que llegar hasta el final.

Necesitamos una regeneración absoluta, recuperar el control para el pueblo y exigir responsabilidades. Queremos saberlo todo, queremos transparencia y explicaciones. Es nuestro dinero y nuestro país, y ellos nuestros empleados, queremos que se nos rindan cuentas, de todo.

Pero eso, es justamente lo que están intentando evitar. Lo que demanda la ciudadanía no es lo que conviene ni a políticos, ni a periodistas del PP del PSOE ni de Ciudadanos. Su misión, es conseguir que todo continúe igual, pero haciéndonos creer que algo ha cambiado.

España ha tenido gobiernos indecentes porque ha tenido, y tiene, periodistas indecentes que sólo han hablado cuándo la mierda les ha llegado hasta el cuello y ya era imposible de ocultar.

Y ahora, de repente, se hacen los dignos con quién se atreve a decirles la verdad, tras cuarenta años sabiendo y callando, siendo cómplices necesarios de la gran estafa, y muy probablemente cobrando por ello.

Pensar que mi país está en manos de gente así, me produce náusea, una náusea continua…

protestona1

Revolución no significa violencia, significa movilización de conciencias.
5 Comments
  1. Mais

    Por qué esta referencia a Sartre?

    25 Abril, 2016 at 2:31 pm - Reply
  2. Jose

    Buena reflexión.Gracias por tu reabajo

    25 Abril, 2016 at 11:50 am - Reply
  3. Sinelo
    Sinelo

    ¿Te cuento un secreto? El sistema es una mierda ¿Y sabes por qué? El sistema somos nosotrxs.

    24 Abril, 2016 at 11:23 am - Reply
    • summus_2

      Unos más que otros. Unos lo quieren ver, otros no.
      Felicidades por el artículo Protestona.

      24 Abril, 2016 at 4:44 pm - Reply
      • Manuel

        Todo muy bien. Estás en lo cierto. Es verdad que la democracia (?) española está podrida, un poco más que corrompida y menos de lo que llegará a estar.
        Pero hay una cosa que te quiero manifestar, si me lo permites, “protestona”: no olvides nunca que la historia de los pueblos no la hacen ni los intelectuales, ni los políticos, ni los hombres de armas. La historia de los pueblos no se concibe sin la intervención de eso que llamamos, eufemísticamente”, claro, Soberanía Nacional, es decir, el carbonero, el churrero, la esposa infiel y la otra, el joven decente y el que no lo es, el obrero holgazán y el que lo es menos, abogados, ingenieros, catedráticos y un largo etcétera. Es decir: el ciudadano o gente del común o del pueblo, desde el paria, hasta el muy rico, pasando por eso que llaman “clase media” que de eso, ya, poco tiene.
        Con todo esto que te digo, quiero expresar que si España y su democracia está corrompida o podrida, da igual, no es por las instituciones en sí; tampoco por los políticos como seres prepotentes y oportunistas; tampoco por la Monarquía como institución. España está podrida porque los españoles somos como somos. No te quepa la menor duda. Y prueba de ello es que, desde hace más de 100 días, nuestros representantes no han sido capaces -ni lo serán- de ponerse de acuerdo en lo que todos hemos dicho y pedido. Sin embargo, volverán las elecciones en junio -a las que yo no asistiré- y se volverá a repetir el esperpento. España no tiene solución.
        ¡Ojo! Como España digo Italia y toda Europa. En 50 años -no doy más- aquí, afortunadamente se habrá instalado una etnia nueva, con gente y sangre nueva que habrá enviado al garete toda la porquería.
        Esa etnia no es otra que la musulmana, que ya en el siglo VII estuvo a punto de unificar y dar poder, frente al bloque oriental, a este núcleo tan viejo que se llama Europa. No lo consiguieron. Espero que ahora sí.

        25 Abril, 2016 at 7:57 am - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }