No todas las bebidas refrescan…

Juan Carlos Asenjo es un sindicalista de Comisiones Obreras, pero no uno cualquiera, sino una de las caras más visibles y más incómodas para el neoliberalismo y capitalismo que reina a sus anchas por la legislación laboral española, y aún más, desde que gobierna el PP. Nadie o casi nadie desconoce el asunto de Coca Cola y su ERE de hace unos años; un asunto que por la flagrante falta de respeto para con los derechos laborales de sus empleados, tantos éstos como principalmente por sus representantes de comités de empresa y otros sindicalistas, ha llevado a la acción civil y social de muchísimas personas afectadas. Trabajadores, familiares y amigos de los afectados, así como infinidad de personas anónimas sensibles con los derechos laborales, iniciaron ya hace tiempo acciones legales así como infinidad de protestas y otras acciones sociales para dar visibilidad a lo que probablemente con muchísima razón, los afectados y sensibilizados con el tema consideran una gran injusticia.

Se trata de la aplicación de un ERE de dudosa moralidad, ética e incluso legalidad (según los afectados) que ha llevado a las partes a un litigio que dura ya unos años y aún está por ver cómo acabará todo. Aun así, parece (para no variar) que de una forma u otra la empresa, como siempre, se saldrá con la suya, aun y siendo una empresa cuyos productos son de consumo mundial e ininterrumpido por casi la sociedad en general. Pero ¿quién soy yo para hablar de todo esto teniendo a una de las caras más visibles y activas sobre todo este asunto? Sin más que añadir, os dejo con la entrevista que Juan Carlos Asenjo ha tenido a bien concederme:

hqdefault

– Juan Carlos, ¿cuándo comenzaste a trabajar para Coca Cola?

Comencé en el año 1987.

 

– ¿Cuántos trabajadores tenía la planta antes de iniciarse esta incómoda situación?

La empresa de Coca Cola en Madrid tenía a la fecha del ERE 1.007 trabajadores, y en concreto la fabrica más afectada, la de Fuenlabrada, 589, todos puestos directos, a ello habría que sumar los puestos indirectos.

 

– ¿Cómo fueron todos esos años previos al conflicto? Me refiero a qué relación mantenía la empresa para con sus empleados.

Como en cualquier empresa grande, unas veces bien y otras mal. Mal, sobre todo cuando se negociaban los convenios y por ello las mejoras de los trabajadores, era cuando la patronal tensaba, manipulaba e intentaba poner a la plantilla en contra del Comité.

 

– ¿Cuándo y por qué se inicia la situación problemática en la que hoy os encontráis los trabajadores de Coca Cola?

Tiene un origen y un desencadenante: el origen sobre el 2006 con un proyecto de reorganización que marca Atlanta, la multinacional Coca Cola, de fusión y agrupación de empresas por continentes, aún en trámite dichas fusiones.

El desencadenante,  la materialización y la forma de llevar a cabo por parte de los accionistas con sus guerras de poder en 2012, la integración en España. Una guerra que dura casi dos años, y que tras su conclusión en enero de 2014, lo están pagando los trabajadores con el ERE.

 

– Coca Cola es una empresa solvente, con gran demanda de sus diferentes productos, ¿cómo justifica la empresa el ERE? Quiero decir, ¿en qué argumenta la empresa la necesidad de iniciar el expediente de reducción de empleo?

En una pantomima que hoy ya han publicado lo contrario, un sistema Logístico Circular en lugar de Radial con un ahorro de 35 millones de € al año. La realidad, terminar con el convenio más caro del país para la patronal, el de la empresa Casbega, la de Madrid.

 

– Osea, entiendo que la finalidad auténtica del ERE no es otra que la de finiquitar el convenio colectivo que hasta ese momento regulaba vuestra relación con la empresa, ya que de esa forma Casbega se ahorraría un pasta en personal ¿verdad?

Si, la finalidad era eliminar a los empleados de Casbega o la mayoría por ser el mejor convenio y por tanto los más caros del país, tambien los más combativos sindicalmente; es evidente que el convenio no lo reagala el empresario, hay que pelearlo.

Había un segundo objetivo: la fusión supuso tener que pagar muchos millones unos accionistas a otros, en concreto Sol Daurella a los accionistas de Casbega, es por ello que despiden a los de Fuenlabrada y cierran Fuenlabrada porque les pagan con su empresa, con el dinero que vale su fabrica y despidiendo a sus trabajadores, así no tenían que ejecutar los recortes del ERE con sus plantillas y sus industrias, y con un claro contenido político, pues no olvidemos que Daurella es catalana y en principio separatista, casada con Vilarrubi, Vicepresidente del F.C Barcelona.

 

– Parece que estos últimos años y a merced de las políticas públicas y laborales de nuestro gobierno, estemos como volviendo al siglo XIX, cuando entonces la patronal tenía todo el poder incluso para esclavizar al trabajador, pues no éramos más que un medio de producción ¿crees que la raíz para que una empresa en España pueda actuar de tal forma, se debe a la legislación con la que nos regulan estos gobiernos neoliberales y capitalistas?

Es evidente que si, no hay más que comprobar lo que ha ocurrido con nuestro ERE. Lo gestiona Sagardoy abogados, el mismo que colaboró con la reforma laboral del PP, y una consultora que participaba Montoro en sus inicios, sí, el Ministro. Eso significa que las grandes multinacionales ya habían solicitado con anterioridad esas herramientas a quien lo crearon para después pagarles con la gestión de los ERES.

687600007_a1ed00118f_z

– De lo que conozco del asunto, tengo entendido que la empresa ofreció a los trabajadores una aplicación del ERE menos traumática de lo que a voz de pronto pueden parecer ¿se ejerció en los términos prometidos por la empresa?

No, de hecho a los voluntarios que fueron engañados, muchos de las fabricas cerradas aún le adeudan o no se les ha abonado lo que se les dijo, además muchos de ellos reclamaron y pusieron reclamaciones judiciales, por eso decimos que fueron engañados.

 

– Entiendo que de ahí nacen las diferentes acciones reivindicativas y judiciales, ¿quién, quiénes o qué persona jurídica en representación de los afectados inicia esas acciones?

En nuestro caso, el de Fuenlabrada, es el Comité de empresa, todos de CCOO. Los demás sindicatos firmaron la voluntariedad del despido, prejubilación o traslado, apoyado en todo momento por el sindicato de CCOO y sobre todo en Madrid.

 

– ¿Qué condiciones ofreció el ERE para que hayan habido personas que hayan aceptado el despido voluntario?

Pues multinacional saneada y con dinero para despedir pensó que todo estaba hecho, por eso no les importó pagar a los que aceptaran el despido, 45 días y 10.000€ de premio, por eso de ser buenos chicos. De esa forma pensaron que colaría, ya que daban más de lo que marca la legalidad garantizándose que no hubiera conflicto, pero se olvidaron de nosotros. Fuenlabrada y su convenio no se consiguió de la nada, sino de la batalla y la afiliación, je je je.

 

– ¿Se ha obtenido alguna consecuencia beneficiosa para vosotros de todas esas acciones reivindicativas?

Es evidente que sí, fuimos despedidos con despido forzoso para tumbar una huelga indefinida de más de dos meses como protesta, vulnerando dicha huelga la patronal, y ahora estamos de nuevo en la empresa por la sentencia de nulidad, y en nuestro centro de trabajo sin traslados geográficos y con nuestras familias.

 

– ¿Quiénes representan a la empresa en este asunto?

Los asesores son Sagardoy y Roman Merino Frias, aunque durante el ERE hubo otros, como el exministro Pimentel.

 

– ¿Habéis notado que actúen con interés más allá de los de la empresa?

Sí, es evidente que un conflicto con empresas solventes procura unos réditos económicos importantes con el tiempo. Más bien parece que en lugar de conciliar se produce lo contrario; a alguien le debe interesar dilatar conflictos cuando hay dinero.

 

– Nunca he entendido por qué una empresa que funciona correctamente, que tiene un volumen de trabajo excelente como para mantener a su plantilla e incluso dar aún más trabajo, se empeña tanto en malgastar recursos para reducir gastos en producción a cambio de reventar a familias cuyos miembros se quedarán sin trabajo. Además del mal ambiente laboral que se crea, mermándose en consecuencia la producción, o al menos la calidad con la que esas personas ofrecerán sus servicios ¿no lo ves tú así Juan Carlos?

Esto se entiende con lo comentado antes de pago a accionistas, pago platico y erradicar convenio, cuando está el dinero en los recortes patronales, las familias y las personas no existimos, siempre somos números, pero ante un ERE ni eso somos, somos despojos sin número que se desecha en la basura.

 

– ¿Crees que han habido consecuencias peores para ti o para otros trabajadores reivindicativamente activos?

Por supuesto, las patronales como todo en la vida siempre apuntan a la parte más dura y representativa para trasladar miedo al resto, descabezar y que el resto se someta a sus intereses.

 

– Vaya, parece que lo que hablábamos más arriba sobre el siglo XIX, también se aplica en el XXI pero sin apalizar (al menos físicamente) o asesinar a sindicalistas y a quienes con valentía defienden sus derechos ¿hay cierta similitud en el fondo o es cosa mía Juan Carlos?

No es cosa tuya, es una certeza, sólo hay que comprobar lo que ha hecho Coca Cola al perder el juicio en el Supremo y ver que tenia que readmitir de forma definitiva a los despedidos de Fuenlabrada tras casi dos años de batalla sindical y social en las calles y con un campamento a las puestas de la fábrica; montar una querella de 8 millones de euros para castigar al Comité de empresa y dar escarmiento al resto de trabajadores.

Unknown

– ¿Han habido trabajadores que hayan salido beneficiados de esta situación? Y si así ha sido, ¿creéis que tal vez se hayan vendido a los intereses de la empresa traicionando el interés legítimo de todo el colectivo?

No necesariamente se han vendido, pero la gente de mucha edad y con un ERE con dinero era factible que se apuntaran voluntariamente, sin embargo, los mayores que se quedaron a luchar solidariamente por ellos y por el resto, se han ido muy bien y con la cabeza muy alta, sin aceptar su despido y el cierre de su fabrica y consiguiendo una nulidad para el futuro de sus compañeros más jovenes.

 

– ¿En qué situación profesional os encontráis actualmente? Quiero decir, ¿qué hacéis y en qué condiciones ejercéis vuestra labor?

Penosa, prácticamente sin actividad y sin estar integrados en la organización, pasando una época por el desierto que termina pero que se hace largo y duro para los más débiles psicológicamente hablando, pero con doble lucha, la social y laboral combinada con la judicial, puesto que hemos recurrido al Tribunal Supremo el auto del 30/09/2015 de la Audiencia Nacional que permite una readmisión diferente a lo que dictaron las sentencias.

 

– A ver a ver, me dices que habéis recurrido al Tribunal Supremo un auto de la Audiencia Nacional que permite una readmisión distinta a lo que ya se dictó en una instancia inferior sobre vuestra situación ¿puedes explicarnos en qué falló la Audiencia Nacional a favor de la empresa como para que hayáis recurrido el auto?

La sentencia de la Audiencia Nacional es muy buena para toda la clase obrera, luego la ratifica totalmente el Tribunal Supremo, pero imagescuando el Supremo le encarga a la Audiencia que de cumplimiento a la sentencia, cuestión que se hace con un auto de fecha 30/09/2015, la sala de la Audiencia Nacional modifica ambas sentencias en lo que se llama auto de ejecución definitiva de sentencia.

Como, permitiendo que nos incorporen en otros puestos de trabajo y como almacén logístico en lugar de nuestros puestos de trabajo en la fabrica de Producción, cuando la sentencia decía readmisión en las mismas condiciones que teníamos antes del despido.

 

Sawyfer1

Sawyfer1

Me invoco por medio de la prosa y derramo sangre por el débil. A veces escribo en @AlcantarillaHoy. Ateo empedernido y anti-neofranquistocatólicos.
0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar