Andalucía, como la que más

Andalucía es una tierra antigua y hermosa, que se ve, se escucha, se huele, se toca, se saborea y se siente… Y ojalá algún día, pueda verla gobernada por gente decente.

El cuatro de diciembre de 1977 casi dos millones de personas recorrieron las calles de Andalucía para reclamar autogobierno. Una marea verdiblanca se enfrentó al agonizante régimen franquista exigiendo dignidad y respeto para las señas de identidad de un pueblo que durante cuarenta años había sido considerado como territorio de segunda.

No pedíamos nada que no mereciéramos, no batimos nuestra bandera en contra de otras, ni de otros territorios, el pueblo andaluz no quería ser más que nadie, pero tampoco menos. ¨Andalucía, como la que más¨

Aquel 4D fue el origen de nuestra actual autonomía. De una autonomía que el PSOE lleva gestionando 39 años. Y justamente, a eso voy…

Susana Díaz, la Esperanza Aguirre del Tardón, decía ayer en el mitin de celebración de la efeméride, que el PSOE actual, ¨debe conservar el legado que tanto trabajo nos ha costado conseguir durante todos estos años¨ …

¿De qué legado hablamos Susana? ¿Hacemos un repasito?

Somos una de las regiones con la tasa de paro más alta de Europa, la mitad de nuestros parados no tienen ningún tipo de ayuda o prestación social, y de los que trabajan, la mayoría no alcanza ni el salario mínimo interprofesional. Ni una sola provincia andaluza, alcanza la media nacional. Y esto no es nuevo, ha sido así durante todo el ¨reinado¨ socialista. Trabajo temporal y mal pagado basado en los servicios. Lo del desempleo juvenil lo dejamos para otro día.

De educación mejor ni hablamos, o si, según todos los informes somos la comunidad española con la tasa más alta de abandono escolar, estamos cuatro puntos por encima de la media nacional. Cualquier estudio sociológico que se precie, afirmaría sin lugar a dudas que existe una correlación entre el fracaso educativo y la desigualdad social.

Y ahí vamos ahora, la brecha social en Andalucía ha llegado a límites insoportables. Cada vez hay más familias pobres. La desigualdad de género en cuanto a condiciones laborales se ha disparado. La sociedad se ha polarizado y tenemos un 43% de hogares andaluces de riesgo de pobreza. Más de la mitad de los niños andaluces está en riesgo de exclusión social, no lo digo yo, lo dice UNICEF.

La sanidad, que hay que reconocer que hasta hace unos años era la joya de la corona andaluza, ya te has ocupado de cargártela tú Susi. Nada más coronarte cerraste 6.000 camas hospitalarias, liquidaste 770 plazas de médicos especialistas y metiste la tijera hasta en el catering de los hospitales hasta el punto que da verdadero asquito ver lo que sirven de comer a los enfermos. Somos la comunidad que menos invierte en Sanidad por habitante.

No quisiera hacer este artículo muy largo que mis lectores se me cansan, así que no voy a hablar de los ERE, los cursos de formación, las fundaciones fantasma, la red clientelar, las manipulación de Canal Sur, los pagos millonarios a medios de comunicación escritos, los amiguetes que cobran sueldos desde sus casas, el pago de alojamientos de lujo a consejeros que te traes de otras provincias, las amenazas y el acoso a todo el que osa enfrentarse al régimen, los pactos con la ultra derecha liberal, o la negativa continua a tramitar leyes de protección social que propone sin descanso Podemos Andalucía.

A cuarenta años de aquel 4D, solo puedo preguntarme si toda esa gente que salió a la calle soñando con una Andalucía mejor se merece un gobierno cuya verdadera bandera es la corrupción, el enchufismo y la parasitación de las instituciones.

La bandera andaluza es mucho más que un trapo para ocultar las miserias de un partido que hace mucho que dejó de ser pueblo, es patrimonio de todos los que fueron, los que son y los que serán. Y esa bandera, se respeta, así que dejen de usarla para tapar sus mierdas.

Andalucía es una tierra antigua y hermosa, que se ve, se escucha, se huele, se toca, se saborea y se siente… Y ojalá algún día pueda verla gobernada por gente decente.

No puedo acabar este artículo sin un recuerdo para Manuel José García Caparrós, un joven de 19 que aquel  4D de 1977 fue asesinado, tiroteado por la espalda por la que aún era la policía del régimen. Ese crimen sigue impune, como tantos otros. Hemos tenido que esperar a que llegara Podemos a las instituciones andaluzas, para que, a petición de Teresa Rodríguez, el PSOE solicite al Congreso el expediente que investigó su muerte.

Seguro que el PSOE pensaba hacerlo en algún momento, pero 39 años no son nada y se les habrá ido pasando.

protestona1

Republicana, feminista, atea y roja. Partisana. Tuitiritera. De Podemos.
1 Comment
  1. El PSOE andaluz es la versión mutante del PP gallego. Manipulando a nuestro pueblo a través de las dos dictaduras de nuestro tiempo, la realizada desde los mass-media, a través de Canal Sur, y a través de las “paguitas”, poniendo pan en la boca de la gente para impedir que griten sus miserias. Callan el Hambre de pan, sí, pero el hambre de tierra y de victoria, como dijo Rosalía Martínez, sigue intrínseco a nuestras gentes. Un saludo.

    5 diciembre, 2017 at 5:27 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }