Aprender de la Historia

La II República fue  uno de los momentos clave de la historia contemporánea española. El proyecto de democratización ymodernización que se abrió en 1931, y que tantas esperanzas despertó en amplias capas de la población española, concluyó como todos sabemos con una cruenta guerra civil. El debate sobre las razones de ese fracaso histórico sigue siendo uno de los elementos clave de la historiografía española. ¿Que ocurrió durante ese periodo? ¿Por qué fracasó la República? Como en todo, hay distintas versiones de la historia que varían mucho dependiendo del bando en el militaban los que la escribieron. El objetivo de este artículo no es hacer un estudio pormenorizado de la República, solo voy a resumidos mi opinión en pocas palabras, y enseguida entenderéis a que viene recordar todo esto.GetAttachment

Creo que por un lado faltó paciencia. Desde la extrema izquierda, los anarquistas hostilizaban al Gobierno del primer bienio por su carácter “burgués” y los socialistas no estaban dispuestos a aceptar que un ambicioso y profundo plan de cambio necesitaba sus pasos y sus tiempos.

Del otro lado sobró odio, el odio de la derecha de los terratenientes, de la aristocracia, de los militares y del clero que tenían muy claro que no iban a permitir que los reformistas desarrollaran ningún proyecto que les hiciera perder sus privilegios.

Así pues un gobierno hostigado y acosado desde todos los frentes, difícilmente podía llevar a cabo ninguna reforma con éxito, para unos todo era poco, para los otros todo era demasiado. La izquierda agitaba las calles pidiendo medidas más drásticas y la derecha torpedeando las reformas encaminadas a propiciar la igualdad y los derechos sociales. La división de la izquierda le sirvió en bandeja la victoria a la coalición radical-celista  que con una aplastante mayoría  derogó todos los avances que se habían conseguido hasta entonces. Para cuando las izquierdas, después del bienio negro habían aprendido la lección y se presentaron con el Frente Popular ya era demasiado tarde, desde el instante en que ganaron las elecciones la República estaba herida de muerte, la derecha se negó a aceptar la voluntad del pueblo expresada en las urnas y el golpe de estado estaba servido. Lo que vino después lo conocemos todos. La historia mas infame y vergonzante de este país.

Ya se que las eminencias que andan por twiter me van a decir que es un resumen muy simplista, y lo es, observareis que no he entrado en las dificultades añadidas y derivadas de la economía del momento, eso sería alargar demasiado el resumen y repito que no se trata de analizar ese asunto… De lo que se trata es de plantear ¨ciertas´ similitudes con lo que está ocurriendo en España en estos momentos. Evidentemente hay muchas y fundamentales diferencias, pero la forma de actuar de algunos de los sectores mas reaccionarios de las élites políticas económicas y periodísticas… ¿No os suenan de algo?

En la capital del reino, apunta la posibilidad de que se haga con la alcaldía Manuela Carmena, una jueza de izquierdas que luchó contra el franquismo, con un premio por su defensa de los derechos humanos, persona tranquila, pacificadora, culta, con una carrera ejemplar donde las haya. Esto parece estar sacando de quicio al facherio más rancio del país. Desde la misma noche de las elecciones su adversaria en la urnas, Esperanza Aguirre, aristócrata y grande de España, conocida por sus largos años de mamandurria gracias al soborno de dos diputados socialistas, protectora de corruptos, soberbia y con aires de dictadora, ha emprendido una campaña de tal vileza para contra Carmena, que sus mentiras azuzando al miedo y al odio bien podrían parecerse a aquellas que desde la derecha radical se lanzaban contra el gobierno reformista de la II República.

Lógicamente los que tenemos un mínimo de raciocinio nos burlamos de las falacias que escupe la esperpéntica  Aguirre, con la ingenua ilusión de que algún día se muerda la lengua y se envenene. ¿Pero qué pasa con los miles de personas  manipulables que se creen todo lo que cuentan en TV como creen en la biblia? ¿Con la gente que aún piensa que las izquierdas son las hordas de Satán y que Carmena viene a acabar con el sistema democrático y a sumirnos en el caos y la degradación moral? ¿Con esos que creen que los ¨soviets¨ son cárceles comunistas donde se tortura a las personas de bien, católicas y de derechas? ¿Con los que piensan que vamos a ver al ejército rojo desfilando por las calles de Madrid? ¿Con los que ya están esperando quemas de conventos y violación de monjas? No penséis que estoy exagerando ni un pelo. Hay gente así. Mucha más de la que parece.

A todos esos cafres enajenados lo único que les hace falta es una Esperanza Aguirre o un Herman Tertsch azuzándolos, aprovechándose de su ignorancia para lanzarlos contra cualquier ¨rojo¨ que se les ponga por delante, incluso a periodistas que van a informar de su patética concentración. ¨ Os vamos a quemar vivos¨, ¨Os vamos a pegar un tiro¨, ¨Madrid es nuestro¨, ¨ No queremos comunistas¨, ¨Estáis muertos¨. Todo esto mientras algunos hacían el saludo fascista. En esta ocasión eran cuatro mataos. ¿Pero y si consiguen que lleguen a ser más? ¿Y si con sus arengas incendiarias logran que cada vez más paletos se crean la estupidez de que la izquierda bolivariana viene a destruir la democracia occidental? ¿Qué pasaría si empiezan a salir a la calle, unos espoleados por los fachas que no aceptan perder sus preeminencias y otros a exigir el cambio que los ciudadanos han votado en las urnas? Cierto es que el PP ha ganado las elecciones, con un 26% de votos, pero si el resto, el 74% del electorado ha pedido un cambio. ¿Quién tiene realmente mayoría?  ¿A quienes hay que obedecer? ¿Es sensato manipular e incitar a tus fanáticos cuando una grandísima parte del país está de ti y de los tuyos hasta la coronilla? ¿Acaso no es la agitación social lo que que pretenden Aguirre y muchos como ella? ¿No es eso lo mismo que hacían los políticos y periodistas de la derecha radical durante el gobierno de izquierdas en la República? ¿No es lo que les conviene para decir que España solo es pacifica y gobernable cuando ELLOS están en el poder?

La verdadera amenaza de este país no son los partidos de izquierdas, los que lo amenazan son los que se encargan de inducir al odio y de inocular en la población un miedo absurdo e irracional, Aguirre, Ana Palacio, Nuria Losada o Barcina son peligrosas, Eduardo Inda, Arcadi Espada o Alfonso Rojo son peligrosos, Hermann Tertsch ES MUY PELIGROSO. Y hay muchos mas como ellos repartidos convenientemente por todos los medios de comunicación.

Las oligarquias están moviéndose en la sombra para evitar que Carmena y Colau sean alcaldesas, la campaña del miedo que se agita en España desde que surgió Podemos y con ellos la posibilidad de un cambio real se acrecienta, ahora enfocada a evitar las alianzas que favorezcan la llegada al poder de la izquierda. Quieren evitar a toda costa que el PSOE se salga de la línea que le tenían marcada, ya los tenían sometidos y con la cabeza gacha gracias a la ayuda del millonario Felipe González, y ahora estos de Podemos les exigen que giren a la izquierda, y eso los que mandan no están dispuestos a consentirlo. En Andalucía con la derechona de Susanita no hay peligro, ella siempre estará más cerca del PP que del socialismo, le ha costado mucho introducirse en la jet set sevillana como para volverse a tratar con ¨perros-flautas¨ que la obliguen a hacer ¨cosas de izquierdas¨. Ella es feliz presidiendo procesiones, acudiendo a misas, cenando con banqueros y codeándose con la aristocracia más rancia, si por fin le entrega la alcaldía de Cádiz a Teófila a ver con que ¨jeta¨ vuelve a decir eso de ¨soy de la casta de los fontaneros¨. El PSOE andaluz está perdido para la causa de la izquierda.

¿Pero y en el resto de España? ¿Qué hará el PSOE? ¿Apoyará al partido que más miseria y sufrimiento ha infringido a la clase trabajadora o dará el giro que le piden desde Podemos y desde gran parte de sus bases? ¿Se suicidará apoyando al PP o intentará mantenerse apoyando a las coaliciones de izquierdas? No me atrevo a hacer pronósticos. La mayoría de las bases del PSOE no quieren tocar al PP ni con un palo pero hace mucho que los de arriba no les escuchan. Mientras el sector derechón  del PSOE tenga tanta fuerza no es posible fiarse de ellos. Demasiadas mentiras, demasiadas traiciones.

El miedo de los jerifaltes  es mucho, porque tienen mucho que perder. Si Colau y Carmena demuestran que se puede gobernar para la gente, sin robar, sin prevaricar, sin grandes sueldos, renunciando a los privilegios, haciendo políticas sociales y sin que las hordas judeo masónicas arrasen el país quedará al descubierto su falacia y perderán la única arma que tienen para impedir el cambio. Los poderes fácticos ya han demostrado en otras ocasiones hasta donde son capaces de llegar para no soltar el mango de la sartén, están maquinando, confabulando a espaldas de la población como ya ha reconocido incluso algún aspirante a alcalde.

Si de verdad somo tan demócratas… ¿Por qué las conversaciones y los tratos no se hacen públicos como quiere Podemos? ¿Por qué tienen que negociar a nuestras espaldas si somos sus jefes, si les pagamos nosotros? ¿Qué hay en esos pactos que no quieren que sepamos? Si todo es tan lícito y nada esconden que las negociaciones se hagan públicas YA… Con luz y taquígrafos.

En fin, que la realidad es que la democracia que nos han vendido como el summun de la perfección es un timo absoluto, que llevan tomándonos el pelo desde que la palmó el dictador, y que ahora entre la derechona neocon dispuesta a movilizar a sus acólitos (como echan de menos a la falange) el PSOE que un día dice que va y otro que viene y la izquierda como siempre dividida esto va a acabar pareciéndose mas al 1936 que al 2015.

ESO SI, POR SUERTE TODOS SABEMOS QUE ESTA VEZ NO DESENCADENARÁ EN UNA GUERRA. AUNQUE A MAS DE UNO Y A MAS DE DOS, YA LES GUSTARÍA.

protestona1

Revolución no significa violencia, significa movilización de conciencias.
0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }