Brigadas del amanecer

No tenía pensado escribir sobre este asunto, pero creo que es una buena forma de agradeceros a muchos de vosotros el apoyo que me habéis prestado ante los acontecimientos acaecidos en los últimos días. Los que me hacéis el honor de seguirme sabéis a qué me refiero.

El acoso al que se me ha sometido desde un grupúsculo de cuentas de tuiter, perfectamente organizadas para ello, ha sido tan infame que ha trascendido más allá de lo deseable. Puta roja, esperando tu hora, sé donde vives, bailaré sobre tu tumba, chupapollas, luego os quejáis los rojos si acabáis en cunetas y lindezas semejantes son habituales en mi TL. Nunca le he dado mayor importancia, ni siquiera soy de bloqueo fácil, pero esta vez se han sobrepasado todos los límites.

En twiter, existen las brigadas del amanecer. Son hordas de tuiteros mediocres que se aglutinan en torno a una cuenta más o menos conocida que es la que realmente dirige las cacerías. Supongo que buscando reconocimiento, seguidores, o en ciertos casos esperando la posibilidad de poder escribir en algún panfletillo, se lanzan a por la pieza que se les señala como hienas hambrientas.

No me malinterpretéis, este tipo de comportamiento no tiene nada que ver con ideologías, hay cuentas de tuiteros de derechas, liberales o ultras católicos que son realmente brillantes, y que por mucho que estén en las antípodas de mi posicionamiento político es de recibo reconocerles los méritos. Pero esas van por libre, no necesitan actuar como una jauría repitiendo la misma consigna decenas de veces, el mismo tuit simplón, las mismas ¨gracietas¨ la misma zafiedad.

Las cuentas interesantes, no salen de caza. Defienden sus posturas desde la ironía, el sarcasmo, el enfado o incluso el desprecio, pero no se organizan para acosar a nadie. No les hace falta. Se hacen un hueco en twiter por su talento, sin necesidad de integrarse en una banda de matones. Yo misma sigo a algunas de esas cuentas, debatimos confrontamos e incluso discutimos. Sin revolcarnos en la porquera.

Las mencionadas cacerías trascienden el debate de ideas, y se centran de forma personal en la figura del tuitero al que se acosa, o mejor dicho, TUITERA, porque su odio suele recaer casi siempre en mujeres. Rebuscan tuits de años atrás, sacan información privada que manipulan al antojo del psicópata de turno, trabajan horas y horas con el único fin de encontrar ¨material¨ para poder cebarse con una víctima, tienen cuentas con diferentes nicks para ¨espiar¨…

¿Qué clase de personas utilizan sus cuentas y su tiempo para eso? ¿Qué tipo maniaco hay que ser para crear pandillas de matones tuiteros? En la mayoría de los casos son gente a la que no has leído nunca, ni siquiera sabías que existían. Seguramente para eso actúan así, llegan al TL de gente más o menos reconocida como auténticos buitres, a ver si hay suerte y les entras al trapo. Cosa que muchas veces, de forma errada solemos hacer.

Esos elementos no están en la red para denunciar abusos de los poderosos, ni para defender sus ideas, ni para difundir causas en las que creen, sean las que sean. Están para llenarla de odio y de rabia. Ellos no diferencian entre acusar, señalar o incluso insultar a quienes tienen cargos políticos o son personajes públicos que con sus decisiones e influencia afectan la vida de todos y las personas anónimas. Rectifico, si lo diferencian. Con los poderosos no se atreven.

Compañeras y amigas sufren este tipo de acoso a diario, alguna decidió incluso cerrar su cuenta, una de las más grandes de twiter soporta desde hace años los más infames insultos y amenazas que nadie se pueda imaginar sin que nadie le ponga solución. En algunas ocasiones, como ha ocurrido conmigo, estos profesionales del rencor llegan a infringir la ley.

Sobre mi persona, pesa hace tiempo, una amenaza de muerte, (por roja y feminista) el animal que la profirió vive en mi ciudad, Sevilla. La policía tiene constancia de ese hecho porque en su momento puse la correspondiente denuncia y está más o menos localizado. Pero este grupo de individuos, me ha señalado y puesto en el ojo del huracán. No voy a ir de víctima ni a decir que tengo miedo, porque no lo tengo, y eso es casi lo peor de toda esta historia, que estoy tan acostumbrada a estas barbaridades, que las he normalizado y han dejado de afectarme.

Tengo ya muy asumido que mientras más relevancia tengas en las RRSS más será el acoso que sufras, y que lo que estamos haciendo ¨los rojos¨ les pica, y que por eso se revuelven como perros rabiosos. Pero tampoco voy a tolerar ciertos comportamientos sin tomar las medidas que considere necesarias.

Yo no voy a callarme, seguiré tuiteando como he hecho siempre, si tengo que llamar HdP a alguien que ha expoliado mi país o a periodistas mercenarios que defienden la indecencia lo voy a hacer, si tengo que decir que los derechos se consiguen saliendo a la calle lo haré, si tengo que criticar a la monarquía más de lo mismo, y si tengo que bloquear al 90% de twiter lo haré sin contemplaciones.

Aunque como decía una grande hace unos días, da igual cuanto bloquees, da igual si te vas un tiempo o no, da igual que silencies hasta al apuntador…El nivel de odio nunca cae.

Y yo añado, por eso no vamos a irnos ni van a amedrentarnos.

Que se revuelquen en su bilis y en su odio, pero que los lean los de su calaña. Yo no.

protestona1

Revolución no significa violencia, significa movilización de conciencias.
13 Comments
  1. Señora Juana, tiene usted toda la razón.

    18 agosto, 2017 at 1:07 am - Reply
  2. jeremiasASP

    “EL FUEGO Y LA PALABRA” es una película basada en la obra de Sinclair Lewis ambientada en los años veinte del siglo pasado y llevada al cine por Richard Brooks en 1.960. Su sinopsis gira en torno a un vividor que por casualidades de la vida y con la ayuda de una hermana evangelista se da cuenta de lo fácil que es ganar dinero a costa de dar sermones que estremecen a los seguidores de aquella América profunda y rural. Finalmente la hermana evangelista, biblia en mano, queda chamuscada por el fuego porque su fe está en la palabra.
    Quizás no venga cuento el comparar lo que ha ocurrido recientemente a Protestona. Pero el uso de la palabra para explicar cuáles son sus ideales en los 140 caracteres que nos permite Twitter, es complejo. Y ahí está su ingenio cuando coloca esas palabras en el momento y lugar que le corresponde.
    Pero también hay gente que no lo entiende o, no se esfuerza por entender el significado de esas palabras y optan por insultar, amenazar y vejar hasta donde las palabras pierden todo su sentido. Pero nunca para la persona que lo ha escrito porque es su realidad y somos muchos los que la estamos viviendo. Es lo que más les jode a esos que sólo utilizan el abecedario -ignoro si utilizan los cinco dígrafos-, porque viven estancados en la década de los años treinta del siglo pasado.
    Actualmente estamos viviendo momentos complicados y muchas cosas del pasado han retornado a la actualidad porque no se hicieron bien. Memoria histórica, reinantes que atraparon la corona en el aire sin someterse a referéndum, la igualdad de la mujeres (Vindicación Feminista) y el machismo que seguimos arrastrando desde el siglo pasado.
    Por eso está la palabra y saber hacer un buen uso de ella para poder reivindicar nuestras ideas para vivir en una sociedad más justa. Como Protestona somos muchos los que lo hacemos con la palabra. Otros, insultan, amenazan y vejan porque prefieren el fuego.

    17 agosto, 2017 at 2:11 pm - Reply
    • juan manuel

      Sí, Protestona predica la verdad de la dictadura comunista, de la tortura y del crimen. Con insultos, en 140 caracteres. No lo vistas de otra cosa. Hoy la he visto ser nuevamente de lo más miserable del mundo. No habían pasado 3 horas del atentado y puso una foto de Aznar en la Azores con “El inicio … “. Es miserable y cobarde, no se atreve a decir lo que piensa, y lo que pensáis los de Podemos … aunque a veces se os escapa, que los atentados de ETA son buenos y que la culpa es del PP, y los atentados de hoy, que la culpa también del PP, que nos lo merecemos por votarles, hombre, pobres chicos los terroristas, lástima lo de los muertos, pero si esto os sirve a los de Podemos para sacar unos votos … dais ,mucho asco

      18 agosto, 2017 at 1:22 am - Reply
  3. Luis

    He leído en un tuit de Protestona que ella cuando insulta o amenaza a la gente (con matarles con una guillotina en la p. del sol) lo hace: 1. Con más gracia, 2. A los del PP, que se lo merecen, 3. Como son políticos y públicos, pues que se aguanten y que eso está permitido (no sé en donde ha leído esa excepción en el código penal, debería preguntar a su marido). Me parece que afirmando esas cosas, lo está justificando, por lo los trolls le dirán que se lo hacen porque es de Podemos, porque se lo merece y que como lo hace públicamente para que lo lean, pues que también está permitido … te lo tienes que pensar chica, si tiras mierda al cielo, te llueve mierda, y no vayas de víctima inocente, que sabes lo que haces. Por cierto el marido de Protestona, con todo el odio que distribuye ella, en twitter, debe tener un maltrato psicológico de libro: DENUNCIA

    17 agosto, 2017 at 12:44 am - Reply
  4. Javier Lopez

    Pues yo creo que esto tiene fácil solución para los que amenazan e insultan en twitter. En cuanto llegue Podemos al gobierno, como le gusta a Protestona, nos hace una constituyente y cambia la ley, y todos los que insultáis en twitter, Protestona al gobierno, y los que insultan a Protestona, 30 años al talego. No la he visto criticar esto de Maduro por lo que debe estar de acuerdo. Os lo vais a pasar guay entre rejas, oyes … lo malo es que ni fideuas, ni gambitas ni playita. Y luego hablando de la ley mordaza, que los del PP son unos blandos, que sólo pone multas (las condenas por los twitters de amenazas y contra las victimas son del código penal, que son de antes del PP)

    17 agosto, 2017 at 12:27 am - Reply
  5. Rosa Zeynn

    Juana, no sé, no entiendo lo que dices. Se intercambias hijos de puta en la red, muchos, cierto, pero Protestona se está quejando de las amenazas de muerte. Yo no la he leído nunca amenazar de muerte a alguien. Y es muy grave.
    Lo estás justificando ? A la Trump ? Los que amenazan de muerte son tan culpables como los amenazados ?

    16 agosto, 2017 at 11:18 pm - Reply
    • Oye pues yo sí, indirectamente, que si a ver si se mueren, que que pena una guillotina, que qué verguenza que los españoles no se levantan contra los corruptos, que que malos los opositores venezolanos que no se dejan matar y torturar, que si asesinos de toros y a ver si … Protestona siempre defendiendo los derechos de todos a tener empleada de hogar, adosado y casa en la playa. Es verdad, todavía no manda tuits con fotos de pistolas, pero tarados circulan por ahí.
      Y lo de Trump, pues todos los tarados ideológicos violentos son igual de chusma: extrema derecha y extrema izquierda, resulta que a los pobres “antifas” los nazis les fueron a buscar a casa, pues no, resulta que unos convocan una manifestación y los otros se presentan a pegarse en la manifestación y luego hay un asesino, en este caso nazi, que mató a una persona, pero eso no hace buenos a los de la extrema izquierda. Por cierto, de ese nazi tenemos nombre, biografía, foto y hasta entrevista a la madre renegando de su hijo …. del asesino terrorista de Paris, todavía ni sabemos ni el nombre, ni donde era, ni la foto, ni su madre haciendo declaraciones … que por cierto, si las hiciera estaría orgullosa de que su hijo mató a una niña infiel. Es que a los islamistas no hay que criminizarles, no como a los nazis. Y a los antifas menos, que sólo en Hamburgo quemaron la ciudad, pero es que defienden buenas causas y tal

      17 agosto, 2017 at 12:14 am - Reply
  6. juana

    Correcciones: Helena Maleno SI vive del activismo (no tiene otra profesión remunerada conocida), Lagarder grabó un video para que le “PEGUEN” en directo. Por cierto, este hombre no es una persona, es como una marca, son un grupito: el “payaso” principal que pone el nombre y es el protagonista de fotos y vídeos, y hace de “sin techo” (aunque luego se va de vacaciones 1 mes al campo, 15 días a su país, y disfruta de tecnología y no pasa hambre, no), el que le sigue para grabarle y luego un grupito que mantienen sus cuentas de twitter, you tube … toda una organización con la marca “sin techo” para buscar su hueco de mercado

    16 agosto, 2017 at 3:01 pm - Reply
  7. juana

    Termina el artículo con lo de “bilis y odio”. Sin duda, si una tuitera se caracteriza por escribir basada en el odio, eres tú. Te pasas la vida insultando a los que no son de tu ideología, les llamas “hijos de p ” si no votan lo que te gusta (vaya zasca te llevaste cuando te llamaron lo mismo y alguien te hizo una lista de unas cuantas veces cuando tu insultaste de la misma manera), llamas lo mismo a los políticos que no te gustan; y tú que ahora vas de víctimas perteneces al grupo de “sicarios” en twitter organizado en Podemos para utilizarlo como arma contra el enemigo: unas veces interno, otras externo; ayer Errejón hoy el PP, Ciudadanos, PSOE o lo que se tercie; lo que os manden los jefes, como les llamas. Cuando eres igual que lo que criticas sólo se puede decir que el odio engendra odio y desde que eres una profesional de odio en twitter pues tienes a las hienas que alimentas tanto de tu bando como el contrario. Sois detestables, los que insultáis como los que te responden. Desequilibrados hay muchos que se dedican a amenazar anónimamente en el estercolero de twitter; pero tú eres una de las que crea la mierda de ese estercolero. El que te amenaza de muerte es un indeseable y debe ser catigado, pero eso no quita que tú seas una miserable siguiendo las consignas del partido cuando te dedicas a defender proetarras de alsasua, a “comprender” a ETA, a poner el asesinato de Miguel Angel Blanco como si no importara. A defender dictaduras, dictadores, asesinatos, torturas en Venezuela, porque hay que defender a los jefes.,
    Y luego haciéndose la víctima, porque dices que eres mujer …. ja ja … las feministas de Podemos (serás mujer porque lo dices tú, pero pudiera ser que no). Cuando Espinar es machista con Cifuentes o Pablo llama orca a la presidenta de la asamblea, no te acuerdas de defenderlas. Así sois los de Podemos, utilizando a las mujeres y siempre mintiendo.
    Ya que eres una de las que ayudas a crear el estercolero, disfruta de él, desahogate, insúltales más, llámales fascistas, mafiosos, asesinos, banda organizada, terroristas … (ah, no que ya lo has hecho).
    Yo no escribo en tuiter, pues al contrario que tú, no tengo un orgasmo cuando me reuitetean no sé cuantos, o cuando me dicen que soy superinfluyente en el estercolero, y los retuiteas 10 veces. A pesar de la menopausia, que nos pasa a todas, búscate otro entretenimiento más agradable que no se tuiter. Entre cerveza y cerveza con las amigas ya te desahogas y le llamas “hijo de p … ” a Rajoy, y deja twitter; así harás el estercolero un poco más pequeño

    16 agosto, 2017 at 1:58 pm - Reply
    • Si a ti te amenazan de muerte, tu que haces, ¿les insultas o te escondes debajo e tu cama?

      16 agosto, 2017 at 2:07 pm - Reply
      • juana

        Tarados anónimos hay demasiados. Cogen fotos de internet y se creen muy machitos pero no son nadie … les ignoras. El problema viene es cuando en twitter también insultas, amenazas (de otra manera, no poniendo fotos de pistolas) … en que te conviertes igual de ellos. En estos momentos existen “activistas” (que esta no creo que sea el caso) que se dedican a incitar a propósito a esos tarados en twitter para que alguien le suelte una barbaridad, y cuando lo hacen consiguen publicidad gratis de “víctimas” y espacio en los medios de comunicación, que es lo que buscan para ampliar el negocio … pobrecitos. Hoy, la tal Helena Maleno (que no vive profesionalmente del activismo proinmigración y anti sociedad española) ha montado el show en twitter. Tras insultar a los españoles porque consiente bla bla … consiguió su tarado que le manda una foto de una pistola y ya tenemos a la piara podemita mandando tuits de apoyo … ayer fue el tal Gerehou de sos racismo … es la manera que tiene de promocionar su negocio (este lo que hizo es insultar a los de la legión, y otro tarado le amenazó). Otros “payasos” como Lagarder son más divertidos, se van con megáfono a Rajoy o se ponen a gritarles a los tarados del 20N hasta que le pegan para hacer un vídeo … al final, son los mismos: un negocio de llamar la atención de esta nueva profesión que es el vivir del “activismo”, se busca una causa que suene bien, se intenta ser famoso y a vivir de ello, bien en política u otro tipo de “ONG”. Y claro, con los ejemplos de Pablo&cia que han pasado a hacerse ricos con el Podemos, pasando por la actriz Colau (profesionalmente era actriza, aunque mala, en Antena 3) que ha llegado a ser alcaldesa utilizando miserablemente a la gente que lo pasa mal, pues se llena de gente que quiere triunfar en la nueva farándula del activismo. Hay que hacerse famoso como sea

        16 agosto, 2017 at 2:55 pm - Reply
        • Esther Ortiz

          Tarada tú y a los que defiendes, una cosas es decir que están lleno de odio y de bilis, que es verdad y otra lo que hacen ellos, amenazar. Al menos ella tiene sus ideas muy claras, tú sólo criticas a alguien que es más popular y al que envidias.

          16 agosto, 2017 at 7:34 pm - Reply
          • Tarados, ella, viviendo en la bilis y el estercolero insultando TODOS los días a quien sus “jefes”, como ella dice, le mandan, acosándolos. Y luego tenemos los tarados que circulan en internet que para hacerse famosillos y que hablen de ellos, amenazan por ahí al primero que tenga muchos seguidores. Son tarados. Pero no es mejor quien después de insultar y acosar a sus enemigos ideológicos se hace la víctima por recibir un tratamiento similar

            17 agosto, 2017 at 12:07 am

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }