El discurso del Rey

Democracia, estado de derecho, igualdad ante la ley… Palabras que suenan hipócritas y vacías dichas por una persona que reina porque así lo decidió un dictador asesino y está exenta de rendir cuentas ante la justicia.

El discurso de Navidad del ciudadano Felipe de Borbón ha sido un calco de lo que leemos o escuchamos todos los días en los grandes medios de comunicación oficialistas, un intento de hacernos creer que no pasa lo que pasa, y de que pasa lo que no pasa.

Resulta insultante el hecho de que un privilegiado, al que nos toca mantener entre todos y que como Jefe de Estado debería actuar de forma exquisitamente imparcial, se empeñe en repetirnos el guión del Partido Popular con el único fin de defender su cortijo, y por ende, el de todos los que pertenecen a esas élites políticas y económicas que viven absolutamente alejados de los problemas de la ciudadanía.

De entrada, un tipo que cobra 8 millones de euros al año, (sin contar los extras que caen de partidas ministeriales) no debería burlarse del ciudadano medio hablando de lo difícil que ha sido ¨para todos¨ el año 2017, y mucho menos incluirse cuando habla de la necesidad de hacer sacrificios… No sé, igual el pobre hombre no ha podido ir este año a Baqueira y estoy criticando sin saber.

Hay que afrontar la crisis económica dice, lo que no especifica, es que se refiere a que la afrontemos nosotros, el populacho, los que trabajamos para pagar la vidorra que se pegan todos ellos. ¿Quién ha hecho sacrificios? ¿Los diputados? ¿El Gobierno? ¿La Casa Real? ¿La banca? ¿Los grandes empresarios? No, ninguno de ellos ha renunciado ni a uno solo de sus privilegios mientras a la plebe se le han aplicado recortes criminales. Y digo ¨criminales¨ literalmente, porque en algunos casos han costado vidas humanas.

¨Cualquier ciudadano puede defender con libertad sus ideas¨, claro, por eso te pueden meter hasta 30.000 euros de multa si le criticas a él o a su familia y por eso hay tuiteros, cantantes, cómicos, manifestantes y políticos imputados o encarcelados, porque la libertad de expresión en nuestro país está garantizada. También se le olvidó mencionar que Europa incluye a España en una lista negra de países que no admite inspeccionar su régimen. Vaya usted a saber por qué…

La corrupción preocupa mucho a los españoles, y habla de ella así, en general, como si no fuese una práctica habitual del régimen. Como si no nos gobernara un partido imputado que lleva décadas robando de las arcas públicas, ni presidiera el país un señor cuyo nombre aparece en los papeles de Bárcenas como receptor de dinero negro. Tampoco comentó nada de su hermana y su cuñado, ni de su tía, su primo o de las comisiones de su padre.

Habla de consenso, pero ha apoyado la represión policial en Cataluña y exige a dos millones de catalanes que renuncien a defender lo que desean, ¨no se pueden imponer ideas¨ . Bien, en eso estoy completamente de acuerdo con él, por lo tanto si el independentismo acaba de ganar las elecciones en Cataluña (porque sumando, las han ganado) digo yo que habrá que sentarse a negociar con ellos a ver cómo solucionamos este problema. O igual resulta que ciertas ideas, si que se pueden imponer a base de 155, de mamporros, Piolines y de jueces a la carta. Todo sea por mantener la explotación de la ¨finca¨ de la que comen.

España es uno de los países más avanzados en educación y cultura y lo dice así, sin reírse ni nada. Alguien debería explicarle lo de los recortes en becas o el pequeño asuntillo del abandono escolar, y ya de paso lo de los barracones en la escuela pública. Igual se piensa que cualquier familia puede enviar a su hijo a un colegio americano que cuesta 45.000 euros al año a comprarse el título que no es capaz de conseguir estudiando.

Y por ir abreviando, que no voy sobrada de tiempo, tampoco se extendió mucho en hablar de la escandalosa brecha social causada por una crisis que en realidad ha sido una estafa, no hizo hincapié en los desahucios, la pobreza, los enfermos dependientes, los refugiados, la memoria histórica, la represión, las cloacas del Estado, la pérdida de derechos sociales, los abusos de la banca o los míseros sueldos que pagan esos grandes empresarios que han cerrado el año incrementado ganancias.

Eso si, dijo que a las mujeres no se nos mata y que hay que respetar nuestros derechos. Él, que hizo firmar a Letizia unas capitulaciones matrimoniales en las que renunciaba de antemano a sus hijos en caso de separación y que pertenece a la única corona europea que todavía contempla la primacía masculina en la sucesión. Vamos, que es todo un ejemplo en asuntos de igualdad de género.

Democracia, estado de derecho, igualdad ante la ley… Palabras que suenan hipócritas y vacías dichas por una persona que reina porque así lo decidió un dictador asesino y está exenta de rendir cuentas ante la justicia.

La monarquía es un déficit democrático, una institución caduca, retrógrada y prescindible. Y la nuestra, para más oprobio, nos fue impuesta por un dictador asesino. Y al cuñadismo patrio que mantiene que los españoles votaron en masa porque estaban deseosos de que los Borbones reinaran, les recomendaría leer un poquito sobre la realidad de aquellos oscuros años en los que fue redactada nuestra Constitución.

O mejor aún, les aconsejaría ver la entrevista en la que Adolfo Suárez le cuenta a Victoria Prego algo que ella, como gran periodista que es, ha mantenido oculto durante muchos años…

En aquella época España no quería al Borbón, y por eso no les quedó otra que meterlo en la Constitución con calzador…

Lo que hicieron después para convencernos de que Juan Carlos era el único que podía garantizar que se mantuviese la democracia, es otra historia que todos sospechamos y que algún día se acabará confirmando…

Por mucho que se empeñen los que se sienten súbditos, la monarquía no es democrática. Ni aquí ni en Pekín.

SALUD Y REPÚBLICA

protestona1

Republicana, feminista, atea y roja. Partisana. De Podemos.

protestona1
Sobre protestona1 100 Artículos
Republicana, feminista, atea y roja. Partisana. De Podemos.

2 Comentarios

Deja un comentario