EL coronavirus, ¿muestra la peor cara social?

La OMS califica el brote de coronavirus como pandemia.

En España se cierran colegios y todos aquellos centros, establecimientos, que no son de servicios de primera necesidad. Se pide a la población que se recluya en sus hogares, mantengan las distancias y medidas de seguridad, para prevenir contagios. Se pretende evitar llegar al nivel de transmisión que hay en Italia.

¿Se tiene en cuenta a toda la población? 

Los medios de comunicación y los políticos señalan el proteger a las personas de riesgo, que son mayores y los más pequeños. Mientras, al cerrar servicios y comedores sociales dejan a personas en exclusión social en el abandono más terrible.

Sin pudor, un político escribe en un tweet en el comenta que «suspender desfiles procesionales de la Semana Santa» le resulta una de las decisiones más duras a las que se han enfrentado como alcalde. Hace que me pregunte, ¿qué interés tiene por las necesidades reales de sus electores? Es el alcalde de Sevilla. En esa ciudad hay una tasa de paro del 21%. El 15% de su población se concentra en seis zonas desfavorecidas. El número de indigentes no se ha actualizado desde 2016. Él es un ejemplo del compromiso que asumen tantos políticos y no es el único que no presta atención a la población más perjudicada económicamente.

¿Qué pasa con la idea de la reclusión en hogares?

Se ha creado alarma social. Personas de ciudades más afectadas deciden irse a la costa, ¿qué tipo de responsabilidad asumen?

La población no parece estar preparada para entender que no se han de tomar ciertas medidas de acopio de comida. Por lo que compran sin medida ni concierto. La estrella del producto más vendido, comentada en redes sociales, es el papel higiénico. Alimentos de larga duración quedan en estantes, mientras se ven carros llenos con productos frescos, carnes, lácteos…  Estas mismas personas arremeten e increpan a cajeros y reponedores al agotarse ciertos alimentos y/o artículos. ¿Entienden que esta situación provoca que otras personas, como camioneros, tengan que trabajar más para volver a llenar los supermercados? ¿Cuánto van a comer estos 15 días? ¿Cómo son de grandes sus despensas?

Llegan a informativos comentarios de individuos en la línea de no poder soportar estar tantos días metidos en el hogar. Cuestión: «Todos los que se agobian tanto por ello, ¿nunca han estado con una gripe de no dejarles ni salir de la cama?». No parecen calibrar sus palabras ni tener presente la problemática de otras personas que por la edad, inmovilidad, enfermedad, u otro tipo de limitaciones, quedan año tras año sin prácticamente salir de sus casas para nada. ¿Tan complicado es aceptar que es una medida para su propio bien, el de sus familiares, conocidos, vecinos?

Conclusión

Es un problema sanitario que afecta a toda la población sin distinguir clase social alguna. ¿No es una señal clara para darnos cuenta de qué se ha de modificar?

Se nos viene encima una mayor y más dura crisis. Ya se está cebando en trabajadores con la llegada de los ERTE. ¿Cómo se les va a proteger si también quedan en exclusión social? Pequeñas y medianas empresas, al tener que cerrar sus negocios, se les acumularán deudas complicadas de gestionar.  

Sin embargo, informan con cuenta gotas, dejan en el tintero muchas realidades y destacan frivolidades. Políticos que no parecen actuar con celeridad, ni utilizar la estrategia consista en evitar el pánico social. ¿Miden las consecuencias económicas de la clase trabajadora?

Despuntan reacciones de gente que actúa desde su atalaya inconsciente, sin ser capaz de entender que vivimos en un sistema de sobreproducción. Todo ello evidencia consecuencias de una educación social que no sirve para mantener a la población tranquila en tiempos de crisis sanitaria. Impera el individualismo y la empatía parece estar ausente.

Aquellas personas que toman decisiones que nos afectan a todos, ¿entienden qué se ha de mejorar y cambiar? ¿Saben qué hacer para evitar lo que nos queda por llegar? ¿Ven que la población de riesgo es aquella sin recursos ni economía?

La sociedad en general, mass media, políticos, grandes empresarios, inversores, ¿valoran que son las personas que han de trabajar, en estos momentos, quienes logran mantener a la sociedad?

Avatar
Sobre dalila_sin 39 artículos
Toda acción tiene una reacción ♀

Sé el primero en comentar

Deja un comentario