Es necesario que estemos preparados

Es necesario que estemos preparados. El PP lo tiene difícil para gobernar, con un Parlamento multicolor que, salvo Ciudadanos, va a votar en contra de sus propuestas. Las encuestas – aunque su escasa fiabilidad está sobradamente demostrada, por la grotesca manipulación a la que se ven sometidas – le muestran con ventaja, y lo sitúan como el único partido del espectro político que aumenta su intención de voto.

Es más que probable que el partido del gobierno espere la oportunidad propicia para convocar unos nuevos comicios que le permitan gobernar en mayoría, repitiendo la soberbia y arrogancia de la pasada legislatura, y, a golpe de decreto, terminar de despedazar la clase media de este país, para convertir España en un estado de ricos y pobres.

El PSOE se ha dirigido sin conocimiento alguno al despeñadero, y se encuentra ya al borde del precipicio, como muchos imaginábamos, y otros habíamos vaticinado. Les quedan esos seguidores fieles, como los hooligans de algunos equipos de fútbol, y los estómagos agradecidos. Pero, algunos más de unos pocos, van a sentirse huérfanos y, probablemente, van a cometer la torpeza de quedarse en casa, en lugar de tener el arrojo de votar a fuerzas de la izquierda, sólo por una animadversión a Podemos, que los grandes medios han tratado de dibujar como un monstruo marxista, leninista y bolivariano. Y hay muchos que lo han comprado. Es vomitivo, pero es lo que hay. Por mucho que nos asquee, esto no va a cambiar. La propaganda del Régimen va a seguir estando ahí, y es el enemigo más duro con el que hay que medirse.

Es necesario, ahora más que hace un año, que Podemos deje de facilitarle a los medios la carnaza que necesita para utilizarla en favor de los partidos tradicionales, favoreciendo a las élites de este país, dejando la situación en lo que ellas denominan estabilidad.

La discusión ideológica abierta es algo sano y saludable, pero estratégicamente torpe, porque un país que, mayoritariamente no entiende la democracia, sino como se la han vendido, desde el 78, como una alternancia en el poder de dos partidos mayoritarios, cuya estructura se basa en representantes que eligen representantes, de forma sucesiva hasta conformar una cúpula dirigente, que, al final, es la que ostenta el poder, y toma las decisiones. Nos guste más, o nos guste menos, es de imperiosa necesidad que Podemos lave los trapos sucios en casa. De otro modo es estar expuesto a la manada de tiburones que está deseando cualquier fisura en el partido morado para tratar de aplicar la vetusta fórmula del “divide y vencerás”.

Errejón, Echenique, Bescansa, Teresa, Espinar, Pablo… todos son necesarios. Podemos no debería permitir que se establezcan luchas de poder, pero no por imposición, sino por convicción propia, porque eso va a permitir que los cazadores agazapados traten de convencernos a todos de que Podemos se ha convertido en un partido convencional, en el sustituto del PSOE. Y Podemos no debe ser el sustituto de nadie, sino un grupo de ciudadanos con un objetivo concreto, con una forma de hacer política propia y diferenciada, y con una identidad basada en una democracia real, donde se debaten ideas y programas, donde lo importante no son las caras o las personas, sino las decisiones políticas que se tomen por las bases.

Podemos es la esperanza de muchos. Y yo continúo pensando que todavía se puede.

vichamsan

vichamsan

Escritor. Dos novelas publicadas. Finalista Premio José Saramago de Narrativa
5 Comments
  1. Begoña Ansorregui Taboada

    SE PUEDE SI SE QUIERE

    12 enero, 2017 at 1:38 pm - Reply
  2. Isabela

    Totalmente de acuerdo con el artículo !!!!!!

    5 enero, 2017 at 6:44 pm - Reply
  3. Lydia

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Todos en Podemos deben saber que los queremos Unidos, con las discusiones políticas democráticas hacia afuera, pero con las discusiones de Partido, són en casa. Al “enemigo” ni agua. No nos olvidemos que para ellos, nosotros somos enemigos, no adversarios. Que todos nos metamos esto en la cabeza, para actuar con efectividad y por supuesto que ¡Sí Se Puede!.

    4 enero, 2017 at 10:27 pm - Reply
  4. Juan Fernandez Jimenez

    Estoy de acuerdo en que todavía se puede, y con todos en la misma dirección todavía se puede mejor. No tenemos que aspirara a ser el PSOE bis, solo debemos de aspirar a obtener la confianza de muchos de sus votantes y algunos de sus afiliados, que se han quedado huérfanos de partido y puedan encontrar en podemos el referente que necesitan, para que puedan seguir votando a un partido obrero y del cambio real en nuestro país. Por todo eso vale la pena que cerremos filas en Podemos y le plantemos cara a todos los medios de Comunicación, así como a los partidos de la casta.
    Para eso debemos de dejar de darle carnaza y aparecer por los medios lo estrictamente necesario, nuestras diferencias que las tenemos tenemos que librarlas en nuestros concejos ciudadanos, así como en nuestras reuniones de partido. El ser tan abiertos a la hora de expresar nuestras diferencias solo nos ha aportado problemas, ya que lo utilizan los que quieren que fracasemos y no lleguemos a dísputarle el poder político, ya que saben que es posible. Unidos le Podemos, divididos nos pueden. Saludos.

    4 enero, 2017 at 5:53 pm - Reply
  5. Ana rosa Martín diaz

    Si,se puede

    4 enero, 2017 at 12:26 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }