Fascismo 3.0: La Prensa de hoy

Hace pocos días las redes sociales ardían por la agresión sufrida en Murcia a una chica reconocidamente de ideología ultraderechista, con antecedentes por ello.

Paradojicamente las derivas de la información sesgada llevaron a generar todo tipo de controversias.

No voy a entrar en los detalles ya ampliamente debatidos hasta en televisión. Fué la misma Ana Rosa Quintana quien tuvo el desliz desafortunado fuera de antena  de expresar una opinión coloquial que dio lugar a mas debate si cabe. Aunque esta “periodista” no me merece mayor valor moral, si que expresó algo que coloquialmente en sociedad todo el mundo hace, que es, juzgar y valorar.

Y he aquí el tema.

Esta noticia no saldrá en Televisión, ni arderán las redes sociales, ni crearán debates, pero…pero…si que generará un alcance subyacente en los lectores. Está hecho a conciencia, y que deliberadamente distorsiona la verdad. El caso es mas grave que el sucedido en Murcia, por una sencilla razón: porque se normaliza y se acepta por la mayor parte de la sociedad como algo… “normal”.

[Tweet theme=”tweet-box-normal-blue”]Lo “normal” en el ciudadano de a pie, sin mayores datos, no generará debate ni reflexión, y se instaurará en el subconsciente el mensaje que interese[/Tweet]

Esta es la noticia del 31 de Enero de 2017 del diario Las Provincias (Valencia):

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos jóvenes de 26 y 27 años, de origen español, como presuntos autores de los delitos contra la libertad pública e ideológica y leve de lesiones, tras agredir, al parecer, a otro joven por portar una camiseta de un equipo de fútbol de una liga europea, cuya parte de la afición se relaciona con una determinada ideología.(…)

Continuando con las pesquisas los agentes averiguaron que los sospechosos le habrían preguntado a la víctima sobre las inscripciones de su camiseta, de un equipo de fútbol de la segunda división alemana, cuyos seguidores radicales se les asocia, identifica o relaciona con una determinada ideología política, para a continuación golpearlo con los puños

 

La omisión de datos no permite determinar varios detalles. La camiseta del agredido es de un club de 2ª división de Alemania el St. Pauli. ¿Y que tiene de particular?

Vea el video de Spanish Revolution

Que decir tiene que se obvia nombrar al club intencionadamente, para evitar que el lector relacione de que se trata de una agresión de tintes fascistas.

Tanto es así, que la descripción del grupo de seguidores a los cuales hace referencia la camiseta del agredido, son descritos en la noticia como “seguidores radicales” que se les identifica con una “determinada ideología política”. En ningún momento comenta o describe que tipo de ideología.

¿Porqué?…evidentemente porque sino se daría a entender que la ideología de los agresores es precisamente la opuesta, y eso no interesa decirlo. Es decir, desde el medio, se protege poner nombre a una agresión fascista.

Cabe decir que deja entrever que la camiseta es de un grupo de seguidores, cuando realmente es la camiseta con uno de los logos del club. Una forma clara de inducir a error al lector, que es hacer pensar que la camiseta identifica a un grupo ultra de un club,  sin mencionar el carácter ideológico, cuando la camiseta no identifica a ningún grupo ni ultra ni radical, sino al mismo club entero en si.

Precisamente el St. Pauli es un club que se declara feminista, antihomófobo y antirracista.

Estos valores que la inmensa mayoría de las personas comparte, se omiten, porque nuevamente se intenta enmascarar el tipo de la motivación de la agresión (que es ideológica) y asi no tener que definir la ideología de los agresores.

Los 11 principios de la propaganda Nazi de Goebbels

Ver los 11 principios de la propaganda Nazi de Goebbels

Pero lo mas curioso de todo, es el inicio del artículo. No tiene desperdicio.

Dice : dos jóvenes de origen español.

Podran decirme que  hilo demasiado fino, pero, … la necesidad de expresar que son de origen español…¿es necesaria? Evidentemente no lo es. Es totalmente intencional para el mensaje subyacente.

Si Valencia fuese una ciudad tan cosmopolita y de una barrunta tan variada de razas, culturas, nacionalidades, etc como Nueva York, o Paris o Londres, quizás (y solo digo quizás), podría tener sentido.

Pero en una ciudad donde la diversidad no es tal (aunque la haya), el determinar el dato de su nacionalidad, no aporta nada al caso en cuestión para el lector que no sobreentienda si esta no se expresara.

Por tanto, la determinación de su nacionalidad (innecesaria) nada mas empezar el artículo, solo deviene en dejar patente un valor añadido de patriotismo que el lector puede y asume como tal, y por tanto le posiciona en una alineación critica predeterminada sobre los hechos que a posteriori se describen, ya que hábilmente se utiliza el término “presuntos autores” y un “tras agredir, al parecer“que no hace mas que crear el campo de la duda de las motivaciones de tal agresión.

Al no crear el marco real de la motivación de la agresión, se vuelca así la negatividad
de la noticia en el agredido por estar alineado con una ideología determinada (no descrita), y representativamente a la de un supuesto grupo radical de futbol (que no es el caso),  dejando al lector la idea de que el agredido y lo que representaba con su camiseta, fuese la de un elemento subversivo para la sociedad.

Y  a pesar de que la agresión no es un acto moralmente aceptable, si que de una forma u otra, acabará justificándose (o normalizando) por muchos lectores del mismo modo que Ana Rosa Quintana lo hiciese con la chica de Murcia.

Y así, impunemente, el fascismo en la prensa se va imponiendo en nuestra cultura, tapando con juegos lingüísticos lo que es una agresión por parte de individuos  violentos de ideologia de la ultraderecha.

Así es, como  la prensa (o parte de ella) constantemente, no solo hace encubrimiento, sino apología de lo que debiera ser delito.

Poco a poco llegaremos al punto de la Alemania de 1933 pero en el siglo XXI

Bienvenidos al fascismo 3.0

[Tweet theme=”tweet-box-normal-blue”]La contaminación informativa para encubrir,  pasa posteriormente al servilismo de quienes aúpan. [/Tweet]

 

PD. Terminando este artículo, leo que han anulado la incompatibilidad que a  JC Monedero le hizo la Complutense. En su día, fue noticia a bombo y platillo con clara intencionalidad de desprestigio por parte de diarios nacionales en sus portadas (El Mundo, ABC, La Razón, El País…). Hoy esta noticia, no sale en ninguno de esos medios en el mismo grado o relevancia ni por supuesto en las portadas.

 


© Blogarroba. Comparte y difunde, cita la fuente (no seas troll), no plagies, se honesto. Este artículo se ha compilado con enlaces de información presentes en la red. La veracidad de las mismas corresponde a quienes las publican, unas son fuentes privativas y otras públicas y/u oficiales.
Registrado en Safe Creative

 

 

 

blogarroba

El mundo esta en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños. - Siempre #15m Empresario. OUISHARE. Libre Pensador. Utopista por naturaleza. La Anarquía no es el Caos, el Capitalismo, SI. Mi lema: "Haz bien y no mires a quién" 47 años de juventud. El sentido de vivir: Ser Feliz.
0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }