La CEDA

Los que no conocen su historia están condenados a repetirla.

Llamadme exagerada, pero mucho me temo que, en cierto modo y salvando las distancias,  es lo que está ocurriendo en estos momentos en España. La forma de actuar del franquismo sociológico que jamás fue expulsado de nuestro país, ante el peligro de perder sus ancestrales privilegios, nos está descubriendo su verdadera cara, la más dura. La fascista. Esta vez no habrá alzamiento militar, ni guerra fraticida, porque Europa no lo permitiría, pero a falta de otro tipo de armas están utilizando las que tienen, la mentira, la difamación, el miedo y el odio difundido por ellos mismos y a través de sicarios convenientemente posicionados en los medios de comunicación.

Sus métodos siguen siendo los mismos que utilizaron siempre, lanzar mensajes apocalípticos sobre lo que ocurriría si intentamos recuperar el poder para el pueblo, magnificar o incluso ¨azuzar¨ altercados en las calles de las ciudades donde gobiernan los partidos del cambio, y en el caso del PP apoyarse en la Iglesia para conseguir el voto católico tradicional.

Los tres partidos que, en teoría, deben formar coalición para evitar que la formación morada toque poder, tal y como pidieron los grandes empresarios y la banca, han definido perfectamente en que van a basar su campaña electoral. En destruir a Podemos, y para eso no tienen ningún reparo en aunar esfuerzos y compartir estrategia, por supuesto con la complicidad vergonzosa de sus panfletos afines.

Captura de pantalla 2016-06-03 a las 20.51.18                                        Captura de pantalla 2016-06-03 a las 20.49.34

Como todos sabemos, la CEDA fue una coalición de partidos católicos de derechas, que al grito de religión, patria, familia, orden, trabajo y propiedad declaró una batalla social a la izquierda en tiempos de la República, decididos al exterminio de cualquier opción para España que no fuese la suya. Los latifundistas y las clases altas no podían soportar que los obreros que ellos consideraban casi infrahumanos,  empezara a tener derechos y se encargaron de financiar la campaña de la ¨gran coalición¨ que acabaría con aquel disparate que había permitido que sus braceros se sintieran por una vez personas.

¨Insensatos nacionalistas, comunismo, extremismo, detritus sociales que invaden nuestras calles y plazas, turbas irresponsables, locura contagiosa de los exaltados, de los rebeldes que se han adueñado de los resortes de gobierno¨. Aunque os suenen muchísimo, son palabras extraídas de un discurso de José María Gil Robles en 1933.

PP PSOE y CIUDADANOS son la nueva CEDA, no ya por sus principios, que también, si no por su forma de proceder ante la posibilidad de que un verdadero gobierno por y para el pueblo llegara a la Moncloa. La élites se sienten amenazadas, y por ello odian a Podemos, como en su momento aquella derecha odió a la República. Y tienen el mismo propósito que tuvieron entonces, la aniquilación de quienes podrían arrebatarles algo que creen, que les pertenece por derecho.

El discurso de ciertos políticos y periodistas, cada día desde la prensa y las tv de nuestro país contra Podemos, no tienen nada que envidiar a aquellos en los que se incitaba a la violencia y al odio contra la República y sus seguidores por parte de componentes de la CEDA. Y parece que en algunos casos está funcionado, en twiter hay varios grupos de acosadores que se dedican a provocar e insultar a votantes de Podemos con una aversión digna de aquellas brigadas del amanecer.
Captura de pantalla 2016-06-03 a las 20.48.25

Las élites políticas económicas y periodísticas han emprendido su particular guerra contra Podemos, se les critica con saña, se les difama y se les agrede verbalmente sin que importe que lo que se dice sea un montaje o una mentira. Se insiste sobre temas que los jueces han desestimado, se tergiversan las palabras, las propuestas y las intenciones. Se usa todo el aparato del Estado para destruir la esperanza y la ilusión de cinco millones de españoles.

Y cuando digo élites no hablo sólo del PP o de CIUDADANOS, desgraciadamente el PSOE hace mucho que entró en ese juego, las puertas giratorias son demasiado importantes para ellos como para arriesgarlas poniéndose del lado de la clase obrera. Ojalá, que las personas que aún sienten algo por esas siglas sean capaces de ver, que sus dirigentes necesitan una buena colleja para que vuelvan a sus orígenes, para que se dejen de tanto naranja y tanto azul y recuperen el espíritu del rojo. Y aunque les pese, aunque les duela, sólo hay una forma de conseguir que el PSOE vuelva por sus fueros, votando a Podemos, aunque sea por esta vez y para darles un escarmiento.

Ojalá, los militantes del PSOE antes de votar, recuerden más a los socialistas que sufrieron a la CEDA, que a los que ahora se comportan como ellos.

protestona1

Revolución no significa violencia, significa movilización de conciencias.
3 Comments
  1. Hola protestona.
    Me gustas por tu claridad y contundencia. Tienes una visión certera de esta derecha cerril y reaccionaria. Una derecha q ha dado mil y una prueba de tener la patria al mismo nivel q la cartera. Para mi el verdadero responsable de esta agonía de país son ciertos ciudadanos, cómodos, desmemoriados y adoctrinados. Incapaces de ser críticos y consecuentes, indolentes y permisivos a la hora de castigar a los suyos por «no sé, ni me explico» la razón de su fidelidad para con su partido-equipo. Pues bien, que sepan este tipo de ciudadanos que a cada uno de nosotros la corrupción nos roba8000€ cada año, al mismo tiempo que nos endeuda.

    15 junio, 2016 at 3:29 pm - Reply
  2. Lydia

    Chapó protestona!

    12 junio, 2016 at 2:25 pm - Reply
  3. xfastidiar

    Clara y certera como siempre, opino lo mismo q tu, gracias por ser una voz y una pluma tan necesaria en estos tiempos!!

    8 junio, 2016 at 12:39 am - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }