La mala reputación

La división de la sociedad en naciones solo interesa a los que controlan el mundo, es una forma de ocultarnos la verdadera división, la de clases, la de intereses.

Fechas como estas me suelen traer a la memoria una maravillosa canción de George Brassens, La Mala Reputación, la recuerdo porque que describe perfectamente como me siento ante tanto despliegue patriótico, en concreto hay una estrofa que bien podría haber escrito yo…

“Cuando la Fiesta Nacional

Yo me quedo en la cama igual

que la música militar

nunca me supo levantar

en el mundo pues, no hay mayor pecado

que el de no seguir al abanderado…”

No me emocionan las banderas que representan a la patria, tampoco me molestan, pero no entiendo la pasión que despiertan en muchas personas. Tengo pendiente desde hace tiempo una conversación con alguien que sienta esa devoción que yo no comparto, dudo mucho que vaya a conseguir entenderlo pero por intentarlo que no quede.

¿Qué es la patria? Es una pregunta que me hago a menudo. Nadie escoge donde viene al mundo, nacemos de forma arbitraria en una determinada zona geográfica y solo por eso ya se supone que compartimos una serie de virtudes o defectos con millones de personas originarias del mismo lugar, que nos une un vínculo invisible, un sentimiento irracional que se manifiesta con desmesurado fervor en fechas determinadas o ante ciertos acontecimientos, pero que permanece silente ante situaciones de injusticia social que afectan a esas mismas personas. No me importa si el vecino del tercero puede llegar a fin de mes, pero cuando gana la selección por un momento le sentiré como a un hermano.

El patriota se siente orgulloso de la cultura y la historia de su país, de algo que hicieron, o que le han contado que hicieron, personas que no tienen absolutamente nada que ver con él hace cientos años. Adora a personajes supuestamente heroicos del pasado que contribuyeron a hacer grande a su patria, reverencia a las Fuerzas Armadas y por supuesto rinde pleitesía a su rey si lo tiene.

Creo que el patriota vulgaris es un ser muy fácil de manipular. Otra cosa es el patriota interesado, ese es mucho más inteligente, usa la bandera para influir en el pueblo, para llenarse los bolsillos y llegado el caso como arma arrojadiza. Curiosamente los que más dicen amar a su país son los que se llevan su dinero y sus empresas a paraísos fiscales para evitar pagar impuestos. ¿Alguien que ama a su tierra puede esquilmar las arcas públicas mientras utiliza ese sentimiento para pedir el sacrificio de los pobres en épocas de crisis? Yo no lo creo, pero al parecer, y a la vista de los resultados electorales hay mucha gente que si.

Siempre he tenido la sensación de que el sentimiento nacionalista lo inoculan las élites en el pueblo llano para que sirva al objetivo de los ricos y recurren a él cada vez que hay que tapar desmanes. Creo que no es más que un invento para separar a las personas y facilitar el control sobre ellos recurriendo a sentimientos o cultura identitaria, una mentira que le sirve al que engaña para manipular al engañado.

No niego que se pueda sentir querencia hacia un lugar, o cierto orgullo de pertenencia a una región o un país, pero pienso que ante todo, deben estar las personas. Yo soy una enamorada de Andalucía, de nuestra cultura nuestros paisajes y nuestra forma de vida, pero me siento más cercana a un trabajador europeo que a un terrateniente andaluz.

La división de la sociedad en naciones solo interesa a los que controlan el mundo, es una forma de ocultarnos la verdadera división, la de clases, la de intereses.

Creo que el mundo sería mejor sin naciones, que la verdadera patria debería ser la gente y que es muy peligroso que el concepto nación lo manejen desde un reducido grupo de personas con poder e intereses.

No sé como pensaría si alguna vez nos gobernaran verdaderos patriotas, no sé si llegaría a verlo de otra manera si en el poder hubiese personas que renunciaran a privilegios y a ganancias e hiciesen los mismos sacrificios que nos exigen a los demás, no sé si llegaría a sentir orgullo si viese en los sillones a políticos honestos que vengan a servirnos y no a servirse.

Pero hoy por hoy, cada vez que desde esas tribunas ocupadas por gentuza miserable que nos lo ha robado todo, se apela al sentimiento patriótico y se enarbola la rojigualda , yo lo único que puedo sentir es vergüenza. No me representa una bandera que se usa como ariete para atacar a otros, ni para tapar la corrupción y el expolio. No me representa el patriotismo de gente que se ha enriquecido a costa del sacrificio del pueblo. Me niego a aceptar que personas o partidos infames con cientos de imputados y miles de millones de euros robados invoquen al patriotismo para defender sus intereses. No voy a correr detrás de la bandera que nos ponen como señuelo igual que un perro cuando le tiran un hueso.

 

En estos tiempos convulsos en los que están despertando fantasmas del pasado, en los que empiezan a asomar la cabeza las ratas que estaban escondidas en el nido de la gaviota, ni la lucha de banderas ni los enfrentamientos patrióticos son un camino a seguir.

No alimentemos al monstruo. O lo pagaremos caro.

protestona1

Revolución no significa violencia, significa movilización de conciencias.
4 Comments
  1. Por cierto, la bandera española no te emociona nada; pero cómo os emociona la republicana, la comunista, la de venezuela … no tenéis explicación

    14 octubre, 2017 at 1:07 pm - Reply
  2. Y ya que estás en la lucha obrera (supongo que te habrás documentado en algún vídeo sobre lo que es un obrero o incluso hablando con la chacha que te plancha en casa) nos cuentas por qué Podemos apoya los nacionalismos y la insolidaridad con los trabajadores que más lo necesitan. O sea, subir impuestos a los ricos sí. ¿pero independencia a los ricos para que no los paguen?

    14 octubre, 2017 at 1:05 pm - Reply
  3. A ver si los de Podemos nos lo explicáis. Estáis apoyando un secesionismo de ricos, burgués, insolidario, xenófobo y corrupto. Que quiere irse de España principalmente porque dice que paga demasiado a los “pobres” de España y porque no quiere que sus corruptos locales acaben en la cárcel, ¿me puedes explicar por qué les defendéis con uñas y dientes? (bueno y ya puestos por qué apoyáis a los terroristas en el país vasco, a los dictadores en el mundo, al islam contra las mujeres y los homosexuales. Parece que lo único que lo explicaría sería que a vosotros os interesa que se destruya España sea como sea, ¿no?. Por favor, explícalo)

    14 octubre, 2017 at 1:02 pm - Reply
  4. Los mamporreros de Podemos sois más de odiar a España y seguir con la lengua fuera a Pablo, en apoyo y ayuda de los secesionistas catalanes, esos ricos insolidarios, corruptos hasta el tuétano y xenófobos. A ver si los de Podemos explicáis lo de la coherencia que falta os hace. Pero los de Podemos sois más de odiar a España, al gobierno, al PP, y todo a ver si esto se hunde y nos traeis una buena dictadura constituyente como la de Maduro

    13 octubre, 2017 at 7:44 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }