La sonrisa del PP

8019015904_20f222d137_kHoy es sábado 29 de octubre de 2016. Esta tarde, como sabemos desde hace pocos días, Mariano Rajoy será el nuevo presidente del gobierno apoyado por los diputados de su partido, por los de Ciudadanos y por el mayor y más grande fraude electoral que hayamos tenido la desgracia de presenciar. Después de meses oyendo a un PSOE, llenarse la boca del NO ES NO, de un líder que ha pactado con el diablo para conseguir el gobierno y al que su propio partido ha decapitado convirtiéndole en un pelele, el PSOE y sus 85 diputados (al menos una gran mayoría de ellos) se va abstener para que el PP pueda gobernar y según ellos se estabilice la situación y empecemos a rodar de nuevo.

En el mundo de la política hay dos tipos de personas. Los que hacen política y los que viven de la política. Los que hacen política tienen temporalmente un trabajo pero son sus ideales y su integridad los que deciden los ritmos de su permanencia en el negocio. Cuando su camino llega a término, abandonan el ejercicio y se dedican a otra cosa aunque nunca se desliguen del todo porque siguen pensando y continúan teniendo ideales por los que luchar. Conocemos el ejemplo de Julio Anguita o Marcelino Camacho. Ellos estuvieron en política, trabajaron en ella y llegado el momento, dejaron paso a los siguientes para que continuaran con el empleo, quedándose como asesores o simplemente como personas en las que apoyarse.

Pero también existe, siendo además el grupo más numeroso, los que se consideran así mismos como políticos de ideales y no son más que trabajadores de la política. Políticos profesionales que se resisten con uñas y dientes a desaparecer de la escena pública, de abandonar un cargo o de crear un vínculo tan fuerte que los mantenga fijos en el sillón para el resto de sus días. Esos y no otros son los peligrosos.

Mucho se ha escrito sobre la ruptura del PSOE, yo misma tengo en este blog varios artículos sobre ellos, pero quizá lo que al menos yo no he dicho, ha sido lo que supone para este país y sus gentes, que el Congreso esté lleno de trabajadores de la política.

Durante los cuatro años de legislatura del PP hemos sido testigos de una batalla sin cuartel por parte del gobierno, para la destrucción no solo económica de los pilares de nuestra sociedad. No se ha movido un dedo para atacar la crisis con las armas que se deberían haber utilizado. Todo lo contrario, hemos pagado los desmanes de años y años de trabajadores de la política en nuestra propia espalda. Además,  aprovechando la situación el Partido Popular ha ido deslizando leyes y más leyes encaminadas a convertir nuestro país en una pequeña dictadura donde se podía limitar la libertad de movimiento y pensamiento, controlando a los ciudadanos hasta convertirnos en meros espectadores del juego político.

Hablar hoy de lo que ha supuesto a España las políticas peperas es una tontería. Todo aquel que tenga dos dedos de frente sabe de lo que hablo. Pero hubo una posibilidad de cambiarlo, de hacer que la política por primera vez fuese de la mano de la sociedad que normalmente le adelanta bastante. Y en ese momento saltaron todas las alarmas. La sirena que indicaba que el PSOE tendría que estar del lado de la gente, de la izquierda y pactar con aquellos que surgieron de la nada, o los que llevaban ahí años esperando que dieran ese paso, comenzó a sonar. Y sonó tan fuerte que despertó a la bestia. Los grandes dinosaurios del partido abrieron los ojos de su letargo institucional, de su bien pagada pensión vitalicia o no, movió sus sillones de los consejos de administración de las grandes empresas y alcanzó las costas andaluzas. Era el aviso de que algo estaba pasando y que no se podía dejar que ocurriese. Primero convencieron al candidato para que por lo menos firmase un acuerdo con la joven derecha. Insuficiente. Por ese camino la sirena seguía sonando. Sacaron entonces la artillería pesada. Prefirieron crear una grieta dentro del partido. Romper con todo, cargarse al candidato que no es que tuviese mucho valor, pero el chico se había emperrado en ir por un camino que a los trabajadores de la política no les convenía y hubo que tomar decisiones más dolorosas y mucho menos socialistas. ABSTENCIÓN.

Ante los ojos incrédulos de sus militantes, desarrollaron un discurso que repiten como loros para justificar lo injustificable. El PSOE con sus abstenciones nos condena a otro gobierno del PP. Se inventaron un enemigo, UP, al que acusaron hasta del tiro que le pegaron a Prim, y no se han apeado del burro. Castigos para los díscolos, cabezas cortadas de mala manera y como en toda buena tragedia, traidores que no habrán cobrado treinta monedas, digo yo que su caché habrá sido algo más caro.

27213849046_4a89049ffa_kEl candidato, cobarde donde los haya, ha preferido escapar antes de dar la cara y esperar a que se la partan. ¿Por qué? Pues porque es igual que ellos, un trabajador de la política. Ahora recorrerá el país vendiendo la imagen de un don quijote, lleno de ilusiones, que hará lo que sea por levantar ese partido y esa imagen que son lo que alimenta sus delirios de grandeza. Pero si hubiera sido un político de ideas, habría votado en conciencia y su acta de diputado estaría manchada con la sangre de la puñalada trapera que su partido le habría asestado, pero eso sí, su dignidad estaría integra.

Y sentados tranquilamente, mirando el televisor con una copita en la mano, preparando el descorche del champán, los miembros del PP iban poco a poco, ensanchando la sonrisa, contemplando como sin mover un dedo, se les entregaba una bandeja de plata con 85 abstenciones que convertirían a Marianín en el nuevo presidente del gobierno.

Nunca les resultó más fácil. Jamás tuvieron tan poco que sudar en sus puestos de trabajo como en este octubre. Ni un esfuerzo, ni una tarde quedándose hasta tarde en la oficina. Nada. Solo mirar como su “eterno” contrincante, cedía él solo, ante el miedo a perder una vida que se habían construido juntos. Ahora, con esa mueca terrible que Mariano llama sonrisa y que asusta a los bebes en sus cunas, sube al estrado del Congreso de los diputados a defender un gobierno que le han regalado.

El PSOE sigue en su tragicomedia vendiendo a la gente que ellos serán oposición. ¿Qué van a hacer? ¿Van a mantener el ridículo comportamiento que tuvo Antonio Hernando cuando le toco defender su posición política? Pues sí, ellos todo lo hacen por el bien del país. No se podía ir a terceras elecciones, eso sería una locura. Y por supuesto pactar con la izquierda quedaba completamente descartado. Mejor hacer el ridículo, ser la vergüenza nacional, destruir un partido desde los cimientos y mantener el tipo fingiendo unos ideales que todos sabemos inventados, que mirar a los ojos de la gente, ver su sufrimiento, sus privaciones y su desamparo institucional y ponerle remedio con aquellos que le dijeron: aquí estamos, construyamos juntos.

El PP hoy llegará al orgasmo colectivo. Mariloli, sentada al lado del perro de presa Rafael Hernando, podrá llamar sinvergüenza a Pablo Iglesias tantas veces como quiera. Albert Rivera podrá decir que es un gilipollas o cualquiera de sus diputados podrá afirmar que Alberto Garzón está allí para tuitear. Y podrán hacerlo sin tener que haber movido un dedo. Se lo han regalado. Les han dado el derecho a mantener su chulería, su prepotencia, su descaro. Andrea Levy podrá mojar sus braguitas de marca cara cuando se llene la boca al nombrar a sus millones de votantes, porque detrás de ellos están los millones de votantes del PSOE para recibir los golpes. Ellos, a los que su propio partido les ha partido el alma, serán los que reciban en primera línea los hachazos de la nueva política. La que permite que un nido de víboras, una mafia criminal donde la corrupción es el pilar donde se sujetan, unos ineptos sociales capaces de destruir la sanidad, la educación y la convivencia en general; porque sus dirigentes han optado por cerrar los ojos, esconder la cabeza debajo del ala y seguir cobrando un salario público porque para eso son, trabajadores de la política vendidos al mejor postor.

belentejuelas

Me gusta ser diferente. Feminista, atea, de izquierdas. Baloncesto. Autora de "El Espejo"
1 Comment
  1. Josem@

    Gurtel, Púnica, Taula, Panamá, Empresas Offshore, ERES, Recortes en sanidad, Ley mordaza, LOMCE, Sobres en B y dinero sin declarar durante decadas, Cañete, Soria, Cursos de formación, Saqueo a las pensiones, Bankia, Rato, Blesa, Granados, Barcenas, Ana Mato, Rita Barberá, Ricardo Costa y su Caviar, Duques empalmados delinquiendo, Gallardón y sus contratos inflados, finiquitos en diferido, 43 millones en Suiza, Viviendas sociales precio ganga al fondo buitre donde trabaja el hijo de los Aznar-Botella.

    Nos dicen que por el bien de España, el partido socialista se abstiene, entrega el gobierno al peor presidente de la historia con un partido podrido por la corrupción, no creo que tengamos un futuro medianamente bueno, es el miedo del que hablaba Jose luis Sanpedro

    Creo que han ganado la batalla, somos así, españa es diferente, es para deprimirse y llorar.

    30 octubre, 2016 at 8:58 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }