Los datos del CIS o cómo manipular al electorado

El día 05 de Agosto, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), emitió los datos referidos a la intención de voto para las elecciones generales del presente año. Con un sorprendente 28’2%  se encontraba el PartidoPopular (sí, el mismo que llevaba bajando en todas las encuestas durante los últimos años, por causas que desgranaré a continuación). Con un particular 24’9%, se encontraba el PSOE (idem de lo mismo) y con unos (parece ser) paupérrimos 15’7 puntos porcentuales, se encontraba Podemos. Con este preludio, quiero exponer mi extrañeza e incredulidad ante los datos que aparecen en el CIS y a su vez, denunciar que han sido torticeramente manipulados por la “cocina”  de un Partido Popular que, viéndose ya fuera de la Moncloa, quema sus últimos cartuchos con los sentimientos de la ciudadanía. Porque, no nos engañemos. Estos datos son un intento de desanimar el voto de la gente que quiere el cambio real. De manipular el sentimiento y el valor del voto de la ciudadanía que desea un futuro más próspero.CLqSl9WWcAAlOQy

Quiero exponer una breve historia de cada unos de los partidos anteriormente nombrados (y alguno más), para explicar mi incredulidad manifiesta ante los datos del mencionado CIS.

Partido Popular: El partido que está hoy día en el Gobierno de España, con una mayoría absoluta que le fue concedida por un tercio del censo electoral nacional (las matemáticas no cuadran, pero es la Ley Electoral la que hace trampa). Este partido que nació de la mano de un ministro de Francisco Franco Bahamonde -ese al que algunos llaman “Generalísimo” o Caudillo de España y no fue nada más que otro dictador asesino que, dando un golpe de estado ilegal, consiguió gobernar durante 40 años de oscuridad y decrepitud histórica y cultural-. Con ese hecho ineludible presente, el PP, en cualquier otro país europeo, sería un partido ilegal. Pero estamos en España. El único país de la zona €uro que no se ha dignado a perseguir, juzgar y castigar a quien, en una época vergonzante, violaba los derechos humanos de todo un pueblo. Y que, casi 80 años después del comienzo de la Guerra Civil, no ha pedido perdón a las víctimas del bando vencido. El PP, ese partido político con raíces oscuras, que hoy se le ve tallo podrido y  hojas envenenadas. Llamémosle CORRUPCIÓN. Desde una financiación ilegal, uso de dinero negro a cambio de contratos pagados por el pueblo. Hasta las tramas de corrupción política llamadas “Gürtel” y “Púnica”. –aunque a mí me gusta resumirlo todo en una única trama de corrupción: La Trama PP.

-No me vengan los datos del CIS a decir que, el partido del Gobierno que ha mentido en su programa electoral –tan cierto como que estas próximas Elecciones Generales se vuelven a presentar con el mismo programa electoral que en 2011, ese que jamás cumplieron, diga lo que diga Pablo Casado– ha aumentado en intención de voto, porque es increíble (irreal y mentiroso, me atrevería a decir).

PSOE: Ese estupendo partido de izquierdas, republicano y antiglobalización (recordemos la incumplida promesa de Felipe González del No a la OTAN). Ese partido político creado en la época de la II República, con tintes de socialismo y representación popular. Tenía entre sus filas a un hombre llamado Pablo Iglesias (1850-1925) que dijo cosas tan potentes como estas: “Merecer el odio de los que envenenan al Pueblo, de los que roban, será para nosotros una honra” o “Sois socialistas, no para amar en silencio vuestras ideas, ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anime, sino para llevarlas a todas partes”. Esta última frase se puede leer en el carné de afiliado al PSOE. Es extraño e inconcebible que, para tener tantos años de historia de lucha y logros, hoy al Partido Socialista Obrero Español, se le han caído las siglas S. O. Desde que Zapatero obedeciera las imposiciones que le venían de la Troika, el pacto con el PP (con nocturnidad y alevosía) para cambiar sin preguntar al pueblo, el artículo 135 de la Constitución Española (tan sagrada para otras cosas) y, en la actualidad, con un perfecto producto de marketing al frente (porque sabemos que en el PSOE mandan otros en las sombras) llamado Pedro Sánchez, ha conseguido el ninguneo de los socialistas que creen en un PSOE como en el que militó Pablo Iglesias y no como el que es hoy en día. Resumiendo, un plagio del Partido Popular, con sus casos de corrupción (Filesa, GAL, ERE’s, etc…) y su desapego al pueblo, dando la mano al IBEX 35. Esos que mandan sin haberlos votado nadie. Un 24’9% es demasiado para un partido, cuya traición aún duele 4 años después.

Ciudadanos: ¿Qué vamos a decir de un partido político que, formado por las élites financieras catalanas y luego por el resto (como el presidente del Banco Sabadell y demás grupos económicos), en estas pasadas elecciones hablaban de “cambio sensato” y: ¿han apoyado a los corruptos de los ERE’s en Andalucía y de la Púnica en Madrid? Pues eso… Nada.

Izquierda Unida: Desde que a algún iluminado se le ocurriera plagiar la idea de hacer una coalición de izquierdas a los Ahora Madrid o Barcelona En Comú (recordemos que esas plataformas fueron creadas por personas con el apoyo de distintos partidos como Podemos, Equo o la misma IU que, al comienzo de formarse la idea, la tacharon de ridícula, absurda y loca), no hay manera de que la gente de este partido pueda levantar la cabeza. Y menos desde que, al aparecer Podemos, fuera denunciado por su comodidad electoral, siendo señalado como partido bisagra para el mejor postor (a veces con PSOE y otras con PP –Extremadura-).

Podemos: Aquí la prensa pincha hueso. Porque las elecciones del 24M demostraron que, las encuestas electorales, fallan más que una escopetilla de feria. Que un partido político como Podemos (recordemos que hace 18 meses, ni existía) esté hoy dentro de las instituciones, es un gran logro. Que hace 6 meses se le diera como vencedor de las Elecciones Generales 2015, hizo que el PP y el PSOE se activaran para poder impedir que esa predicción ocurriera. El gran artículo titulado “La Jauría”, escrito por la estupenda compañera @protestona1, demuestra sólo una de las innumerables armas que tiene el bipartidismo. Que diga el CIS que, después de ver la Puerta del Sol a reventar, con más de 300.000 personas pidiendo el cambio real, el 31 de Enero del 2015, que las encuestas del 24M fallaran en sus vaticinios bipartidistas y que la gente no es tonta, diga que la intención de voto a Podemos esté al 15’7%… vuelve a ser falso de toda falsedad.descarga

La Ciudadanía, como yo mismo y otros además, está harta de las mentiras. Ya no se consuela con el dicho “más vale malo conocido…”, porque sabemos lo malo que es. Está gastada de la corrupción y las cacicadas del partido corruPPto. Enfadada porque, aunque las noticias digan que hay más empleo, que hemos salido de la crisis económica y que España es el país que más crece de la zona €uro…se les olvida mencionar que el sueldo de esos trabajos precarios no da para vivir, que la deuda pública ya alcanza el 100% del PIB (o sea, que debemos gastar menos aún en políticas sociales, para pagar los vicios de otros) y que ese crecimiento sólo lo notan los grandes bolsillos y no la ciudadanía de a pie. El Centro de Investigaciones Sociológicas de España está, una de dos… o muy mal informado, o muy, muy cocinado… el tiempo lo dirá.

(Dedicado a Lia, con todo mi Amor)

Ssergi30

A veces, las personas que imaginamos capaces de nada, son capaces de hacer cosas que nadie imagina.
1 Comment
  1. […] puro electoralismo (ver mi artículo “Los Datos del CIS, o Cómo Manipular al Electorado” en http://alcantarillasocial.com/2015/08/09/los-datos-del-cis-o-como-manipular-al-electorado/). La esperanza y la ilusión han vuelto a la vida política. Ya no hay que elegir entre […]

    26 Agosto, 2015 at 10:01 am - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }