Los hijos de Platón

Vivimos una semana de oscuridad para el avance. En España la Ley Mordaza y la corrupción. Grecia al borde del caos y aferrada a unas esperanzas extremistas. Europa conmocionada ante la crisis económica y paralizada por el terrorismo. Estados Unidos de nuevo en la tesitura de elegir para su gobierno un Clinton o un Bush (porque son así de originales) y bajo el continuo desgaste de la crítica internacional por sus actos. China luchando contra su nueva clase media. Y de Oriente Medio no quiero ni pronunciarme.

Muchas serán las respuestas a estos problemas los que se dan. ¿Te has cortado con algo afilado? Ponte una tirita. ¿Te ha salido un sarpullido? Aplícate esta crema… Pero pocos son los que buscan la causa y no la solución. Y muchos menos lo aplican. Refugiándose en el pretexto de o nos mojamos todos o la puta al rio.

Un sentimiento de derrota generalizado que se traduce en: “Veo que todo está jodido pero voy a seguir jugando a su juego hasta que venga alguien con una idea cojonuda y la aplique. Entonces me moveré el primero”. Respuesta que sueles recivir cuando preguntas donde no te llaman. Una sociedad a la espera de un movimiento que ellos mismos desean pero que no están dispuestos a crear. Y por ello esperas con ojo clínico a que algo te suene verdadero.

Si la vida es algo más que la programación de T5 es entendible nuestra preocupación. A veces solo me hace falta ver dicho canal diez minutos para convencerme del descenso evolutivo que sufrimos. Y no me preocupa lo que piense su público porque como esto está escrito como a doscientas palabras del inicio del artículo no creo que lleguen leyendo hasta aquí. Que les puede dar un bajón de azúcar por el esfuerzo mental y no queremos eso.

Por ello, porque la vida sea algo más que el esfuerzo diario por sobrevivir, hablo con gente de todos los ámbitos políticos, leo libros de muy diversos temas, y busco y rebusco en la basura de la historia humana en busca de una respuesta a tanta miseria. Puede que nunca llegue a nada y que, como todos, al polvo volveré, pero seguiré buscando un camino que nos haga mejores. Huyendo de esa caverna platoniana. Y para muchos una manera de comenzar puede ser viendo este maravilloso documental que, al margen de la veracidad de todo su contenido. Nos enseña que hay gente que es incapaz de estar sentada mientras el mundo gira.

Os presento a THRIVE MOVEMENT:

Jose_Robayna

Jose_Robayna

Editor de Alcantarilla Social y escritor cuando la indignación me desborda.
0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }