¿Nada ha de cambiar, mejorar…?

¿Qué pretenden determinadas mujeres y feministas con tanta reivindicación y exaltación?

¿Cómo llega a ver un miembro, varón, de la Real Academia Española a ciertas feministas y mujeres? El Sr. Javier Marías en el artículo “Mejor que nada mejore” recurre a lo que él llama una anécdota, que no datos. Critica a “escritora profesional” y la describe así: –entiendo por tales a quienes han hallado una mina en la denuncia y el lamento continuos– En el mismo artículo, explica que las encuestas y las estadísticas son cualquier cosa menos fiables. Su análisis es: “Por las preguntas que se hacen, las que no se hacen, cómo están formuladas, con frecuencia son capciosas, y las respuestas ‘teledirigen'”. Acto seguido, habla de una encuesta en la que se pregunta: “¿Se ha sentido acosada sexualmente en algún momento?” Pone el foco en las encuestadas de 65 años o más por ser un 63% las que responden: “Nunca”. Le parece muy significativo por, como él mismo afirma, ser mujeres de una época muy machista en la historia de España. Al leerlo da la impresión de que no ha tenido presente mucha información, «¿por qué?»

El Sr Marías ya se pronunció por el escándalo Weinstein. Dio por hecho que: “todo esto existe y ha existido siempre”. Añade: “no ha dejado de ser una forma menor y pasajera de prostitución.” Continúa con una crítica a mujeres que, según él, pretenden aprovecharse del dinero y el poder de varones con apariencia nada agradable.  Incluso, desacredita el testimonio de demasiadas mujeres. ¿Es un procedimiento para justificar actitudes machistas? Equipara el creer a las mujeres, por el hecho de ser mujeres, con regímenes, opuestos entre sí, que la propaganda tacha a todos de autoritarios. ¿Es la honra del varón lo más importante? Saca la conclusión de que no se ha de creer a las mujeres, porque algunas mienten, y eso puede llevar a ser objeto de sospecha. ¿Históricamente no es cuestionada, incluso, criminalizada la mujer cuando se presenta como víctima? Él mismo, ¿no cuestiona a tantas mujeres que manifiestan hechos, sucesos, con los mismos varones? ¿Son argumentos para atacar al sexo femenino? ¿Por qué no embestir contra un sistema que provoca estas situaciones?

¿Es difícil empatizar con la situación de tantas mujeres?

Según los expertos, hay más denuncias por violaciones, delitos sexuales, en aquellos países que más respetan los derechos de la mujer. No valoran ni interpretan como algo positivo que en España la cifra de denuncias, por estos hechos, sea inferior a la de otros países como Alemania, Francia, Inglaterra, Suecia, y más. Siendo delitos que se denuncian poco, confirman que son escandalosos los últimos datos oficiales en España. Revelan que: “cada día son registradas cuatro violaciones a mujeres”

El sociólogo Hilario Sáez Méndez, que imparte los talleres “Hombres por la Igualdad y contra la Violencia de Género”, afirma: “muchos de los participantes sienten vergüenza de género y entienden que «el acoso no es más que una vieja táctica de caza para asustar a las mujeres y hacer que acepten nuestra protección a cambio de sumisión.»”

Se van habilitando cada vez más espacios para que las mujeres que han sufrido alguna violación, o son violentadas, acosadas, sometidas, agredidas, puedan ir recuperando la autoestima, seguridad y sus propias vidas. Son talleres y cursos en los que se les enseña para que aprendan a reapropiarse del espacio público y ejerzan su derecho a defenderse de comentarios y ataques machistas.

A raíz de la sentencia hacia la Manada, la escritora y periodista Cristina Fallarás saca en Twitter el #Cuéntalo para animar a tuiteras a que relaten en primera persona agresiones sexuales por las que han pasado. Ha sido un éxito internacional y no dejan de llegar historias de mujeres que está sorprendiendo al mundo entero.

¿Qué no se comprende de esos cuatro puntos expuestos? ¿Por qué sigue habiendo patriarcado y machismo en un mundo que se pretende abanderar los DD.HH?

Feministas a las que ataca el académico, Marías, no se lamentan y quejan como plañideras pagadas en un entierro. Ellas pretenden mejorar la vida de una sociedad en la que la realidad es que las mujeres son utilizadas, para el placer y capricho de ciertas personas. Persiguen abolir la prostitución y los vientres de alquiler. Ambos son negocios muy lucrativos, en los que las cifras de mujeres que son obligas a una y otra práctica son demasiado elevadas. ¿Ha de elegir la mujer entre las alternativas: “una vida precaria, prostitución, alquilar su vientre para capricho de pocos”? ¿Por qué esas han de ser elecciones?

Las mujeres son el 50% de la población ¿cómo tenerlas en cuenta?

Para poder entender a muchas feministas sería recomendable el conocerlas. Elizabeth Candy Stanton dijo: “La degradación de la mujer está arraigada en la idea del hombre de sus derechos sexuales. Nuestra religión, las leyes, las costumbres, están fundadas en la creencia de que la mujer fue hecha para el hombre.” Nadezhda Krúpskaya luchó toda su vida por la educación, para ella: “La educación no debe ceñirse sólo a las escuelas, sino que debe incluir la educación continua de adultos, la alfabetización, el desarrollo de bibliotecas, la emancipación de las mujeres, la eliminación de la religión.” Marie Shear“El feminismo es la noción radical de que las mujeres son personas.” Angela Davis“No estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar”

La realidad de las mujeres no se puede pretender ver desde los ojos de varones acomodados, con ideas que no ven más allá de lo que les puede interesar. La realidad de las mujeres la explican, la cuentan las mismas mujeres. ¡Léanlas! ¡Escúchenlas! ¡Aprendan con ellas!

Sobre dalila_sin 31 Artículos
Toda acción tiene una reacción ♀

Sé el primero en comentar

Deja un comentario