Odisea Tributaria

¿Es para enfadarse?

Llevo todo el día haciéndome esta pregunta y creo tener la respuesta… Os sitúo:

Ayer, como cada año por estas fechas, estaba dispuesto a cumplir con mi obligación con la Agencia Tributaria.

Antes de nada, he de reconocer los importantes avances que han llevado a cabo en la plataforma digital, como por ejemplo la brillante posibilidad de disponer del borrador en tan solo dos minutos desde casa a golpe de click y presentarlo de manera telemática sin utilizar el programa PADRE, que cada año es distinto y necesitas casi un milagro para poder entender que contenido incluir en cada casilla.

Con el borrador de la Declaración de la Renta 2015 en la pantalla de mi ordenador detecté un error, no habían contabilizado un rendimiento de capital mobiliario y aun sabiendo que este año me salía a devolver me propuse a ser un ciudadano legal y ejemplar.taxes-740202_960_720

Dicho sea de paso, para aquel que desconozca el funcionamiento del impuesto del IRPF, que si una declaración sale a devolver es porque el Estado le ha quitado al sujeto pasivo del impuesto más de lo que debería durante el último año… Es para enfadarse, que ese dinero que es tuyo lo haya estado utilizando el Estado para Dios sabe qué mientras debería haber estado en mi bolsillo o en mi cuenta corriente generando intereses.

Para cumplir con la obligación y aportar ese dato que faltaba en el borrador opté por solicitar cita previa… ¡Qué iluso! Hasta dentro de un mes no hay citas.

La opción presencial se disipó rápidamente por mi afán de solucionar los problemas de manera inmediata, el tiempo es oro. Decidí llamar a la Administración, a un número 900, de esos que antes decían que eran gratuitos y yo ya no sé si ese concepto (“gratuito”) murió hace mucho tiempo o que el Estado quiere sacarnos los cuartos a los ciudadanos honrados que queremos cumplir con ellos. Total, la llamada parecía un monologo…Agencia_Tributaria.svg

 – Si quiere hacer una consulta sobre el borrador pulse 1.

– Si quiere continuar en español pulse 1.

– Si tiene documento nacional de identidad pulse 1.

Y así hasta 7 preguntas antes de pasarme con una persona que, tras varios intentos, tampoco fue capaz de ayudarme. Es para enfadarse

En resumen, he gastado más en una llamada telefónica (QUE DEBERÍA SER GRATUITA) para poner en orden un tributo que el importe que me iban a devolver por el mismo. Es hora de que los que están ahí arriba, en esos puestos de poder, echen un ojo al sistema que utilizan para recaudar, recapaciten y no nos hagan la vida imposible.

Supongo que ellos valoran mucho su tiempo y dinero que, por otra parte, es lo que más necesitamos y echamos de menos el resto de la sociedad (os recomiendo que os quedéis con el mensaje del siguiente vídeo). Así que les pido por favor que no nos hagan perderlo de esta manera.

¿Es para enfadarse o no es para enfadarse?

Kevin Prince
Sobre Kevin Prince 9 Artículos
Titulado económico abocado a trabajar a cambio de la esperanza de vivir en un mundo mejor… Reconocido polemizador y príncipe de los puntos suspensivos…

Sé el primero en comentar

Deja un comentario