Reflexiones tras el 26M

Resulta difícil escribir, después de los decepcionantes resultados del pasado 26M. Y no es menos difícil encontrar explicaciones que puedan aclarar el desastre, cuando tan sólo un mes antes, en las elecciones generales, la sangría no había sido de tanto calado.

Cargar las tintas contra Errejón, por su portazo a Podemos y su abandono hacia formaciones más tibias, no puede explicar el hundimiento en el resto de las plazas.

¿Qué es lo que ha sucedido, entonces?

He afirmado en múltiples ocasiones que la derecha siempre vota, pero si se analizan los datos de participación y de escrutinio del 26M y se comparan con los del 28A, se alcanzan algunas conclusiones curiosas, como que tanto el PP como VOX han descendido en número de votos, así como el PSOE y Podemos, y que el número de votantes de Más Madrid, el nuevo partido de Errejón, no es suficiente para explicar la hemorragia de votos de UP.

Parece razonable concluir que las elecciones autonómicas y municipales importan realmente poco a una nada desdeñable parte de la población, y si las elecciones europeas se hubieran programado por separado, auguro que la participación habría sido aún más catastrófica.

Si el electorado acude a votar casi masivamente en las elecciones generales, y deja de hacerlo un mes después en las autonómicas, lo que deberíamos preguntarnos es ¿por qué?, ya que, un mes de distancia en la que ni tan siquiera se ha llevado a cabo la sesión de investidura, no existen criterios suficientes como para votar o dejar de hacerlo.

La respuesta quizá radica en que la ciudadanía considera las autonomías y las corporaciones locales como algo de menor importancia, o de importancia nula, con esa ignorancia política que tanto nos caracteriza. ¡Y ya, ni hablemos de Europa! Eso es algo que se mira con una distancia astronómica.

¡Pues así nos va a lucir bien el pelo! Las comunidades autónomas tienen numerosas competencias, al igual que los ayuntamientos. Luego vendrán las quejas, y, como siempre, será tarde. Y, los de siempre, tendremos que salir a la calle a dar la cara por los que se quedaron en casa, acomodados en una indiferencia que se volverá en su contra, y en la de todos.

Por desgracia, cada país tiene el gobierno que se merece.

Avatar
Sobre vichamsan 63 Artículos
Escritor. Dos novelas publicadas. Finalista Premio José Saramago de Narrativa

1 Trackback / Pingback

  1. Reflexiones tras el 26M | rompamoslosgrilletes

Deja un comentario