¿Resaca? La lucha sigue con más ganas

¿Resaca? La lucha sigue con más ganas.

La huelga feminista internacional del 8M se ha considerado un éxito sin precedentes. La gran espontaneidad de masas ha sorprendido a sindicatos, políticos, empresarios, presentadoras, periodistas, personajes influyentes, que previamente habían desdeñado, infravalorado, a las feministas. Resultado: muchos de ellos se han visto obligados a variar su discurso.

Huelga feminista internacional: “el momento apropiado”

Ha sido la oportunidad para poner en el ideario social lo importante que es cambiar la forma de ver a la mujer en el mundo. Modificar roles, cometidos, relaciones, impuestas por el patriarcado.

La mujer es la gran damnificada de la historia. Fue relegada a las tareas del hogar, infravalorada, oprimida. Tuvo muy complicado el acceso a los estudios. En la gran mayoría de los libros de texto se las ocultó como partícipes activas en la filosofía, artes, literatura, arquitectura, ciencia, tecnología, astronomía, etcétera. Así, destacar a hombres para que fueran los protagonistas y los referentes de todo logro y avance en la historia.

¿Qué se ha pretendido con la huelga feminista internacional?

Simone Beauvoir en su libro “El segundo sexo” y con la frase: “No se nace mujer, se llega a ser” aclaró que ser mujer es una construcción social, cultural.

A través de la dialéctica, la educación, se busca llegar a la compresión de lo perjudicial y dañino que es el sistema patriarcal y su consecuencia falócrata, perniciosa tanto para la mujer como para el varón. En el año 2014, con un vídeo titulado “¿Qué significa hacer las cosas “como niña?” se expuso que en el lenguaje cotidiano se encuentran frases y reglas gramaticales que refuerzan ejemplos sexistas y discriminatorios. Con la “parcialidad implícita” determinan que estamos expuestos desde la niñez al aprendizaje cultural y social. Nos llegan imágenes de acciones cotidianas que refuerzan ideas de género y nos quedan grabadas en el inconsciente. Esto se explica con el sencillo acertijo de un padre, un hijo y una eminencia médica, que llama a la reflexión y es apropiado para replantearse la forma de pensar. El acertijo se publicó el 8 de marzo en BBC Mundo por Inma Gil Rosendo. ¿Qué más se ha buscado? Desechar la tendencia al androcentrismo que es utilizar al hombre como medida de todas las cosas y romper con la heterodesignación.

¿Por qué hay quién afirma que las feministas odian a los hombres?

Porque hay intereses económicos, culturales, políticos y religiosos, que gracias a la cosificación de la mujer obtienen grandes beneficios. Utilizan una potente propaganda para criticar actuaciones de feministas que son supuestas intolerancias y odio irracional hacia los varones. Palabras sacadas de contexto, por ser reacciones que van contra actitudes machistas y distintos tipos de agresiones que sufren las mujeres. Por ser actitudes que pretenden impedir la emancipación de la mujer y perpetuar el machismo.

Las mujeres con conciencia de la opresión no buscan controlar, humillar, someter, domar, a los hombres ni a otras mujeres. Lejos de eso, se pretende el reconocimiento de la mujer en la sociedad. Para lograrlo, los hombres aliados han de entender que es de justicia sentir que ambos géneros han de recibir el mismo trato y tener las mismas obligaciones y oportunidades. ¡Ese odio no es real, es infundado, injustificado!

Las mujeres buscan ser reconocidas y ocupar su lugar en la sociedad.

Ellas han sido doblemente explotadas al incorporarse al mundo laboral. Las tareas no remuneradas del hogar, cuidados de los hijos, ancianos y dependientes las siguieron asumiendo ellas.

Las mujeres que luchan por los derechos, igualdad de oportunidades, por evitar todo tipo de opresión, no pretenden ser el pilar de la sociedad. Sí ser reconocidas como parte de la base para cambiar un sistema injusto que domina y desacredita a todos aquellos que no poseen los medios de producción y controlan el capital. ¿Qué interés ha movido al sistema para ocultar el importante crecimiento económico que hubo con la incorporación de la mujer al mercado laboral?

Las mujeres en la actualidad saben que lo siguen teniendo complicado.

La violencia de género es un problema que urge solucionar. Según un informe del ministerio del interior en España la cifra de víctimas mujeres por V.G. alcanza el tercio de los homicidios. Es otra de las razones por las que el pacto de Violencia de Género se considera insuficiente y se piden más medidas para proteger a las mujeres.

Se tiene muy presente los comportamientos automatizados que favorecen perpetuar la desigualdad entre géneros. Un indicador que se utiliza para demostrar la desigualdad es el Test de Bechdelque se basa en la elaboración de un análisis de todos los diálogos de películas. Pone de manifiesto que no se cumplen tres premisas: han de aparecer dos personajes femeninos que compartan escena, conversen entre ellas y que el tema no trate acerca de hombres.

El cuarto poder son potentes transmisores de estereotipos, por lo que más de 7.000 mujeres periodistas firmaron un manifiesto contra el machismo en los medios. Oxfam Intermón crea la web “Periodismo contra las violencias machistas” que apuesta por un Periodismo Comprometido. Es una plataforma online en la que, a modo de taller abierto y gratuito, proponen cambiar y generar una narrativa incluyente frente a las diferentes violencias que sufren las mujeres. Se intenta desprenderse de la influencia de la fraseología tradicional.

Las luchadoras están muy alertas.

La resaca, después de la huelga del 8M, ha dejado al descubierto a personajes influyentes y relevantes de muchos ámbitos. Ha provocado que se caigan caretas dejando entrever el oportunismo.

La lucha sigue con más ganas. Por lo ocurrido a lo largo de la historia y los hechos actuales, se requiere ser prudentes, objetivas, autocríticas, para evitar la distorsión y manipulación de la realidad. ¿Cuántas personas que dicen ser aliadas o feministas, en realidad, tienen como objetivo impedir la emancipación, liberación de la mujer y de todas las personas que están oprimidas?

¿Son permanentes las victorias, logros, las conquistas sociales? ¿Se han de aceptar concesiones y pequeñas reformas? Es una lucha internacional que queda muy bien definida en la frase de Audre Lorde: “No seré una mujer libre mientras siga habiendo mujeres sometidas”

0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar