Rita Barberá

Lamento el fallecimiento de cualquier persona, y vayan mis condolencias a todos los familiares y amigos de la finada Rita Barberá, a nivel privado y personal. Pero me niego a ser hipócrita. La muerte no redime de lo que has sido en vida.

Mi abuelo decía que para convertirse en una gran persona, aunque durante toda tu vida hubieses sido un mal nacido, lo único que había que hacer era morirse.

La eterna alcaldesa de Valencia, tras 24 años dirigiendo el Ayuntamiento con varias mayorías absolutas, nos ha querido convencer a todos de que desconocía el entramado mafioso que ha maniobrado en su feudo durante años aunque todas las investigaciones apuntaran hacia ella. Se enteró por la prensa. Fíjate tú.

El PP de Valencia adjudicó obras por valor de 32 millones de euros a empresas y constructoras investigadas por financiar al PP, las facturaciones con estas empresas se multiplicaban en los años previos a las elecciones, y Rita sin coscarse. Ella lo único que sabía es que todos los políticos reciben regalos y que eso es lo más normal del mundo. De lo demás, ni puta idea.

El presunto cobro de comisiones en el Ayuntamiento de Valencia era algo institucional, enriqueció de forma ilícita a gran parte del equipo de la lideresa gracias a las famosas mordidas. Recordemos que, en el marco de la operación Taula fueron detenidas 24 personas y que si la alcaldesa no estuvo entre ellos, fue por un solo motivo, su condición de aforada ante el Tribunal Supremo. Los investigadores del caso, creen que Barberá era la responsable de toda la trama mafiosa, y dan por acreditada la caja B del PP valenciano. Pero seguramente se equivocan porque Rita, no sabía nada. Cito solo un par de ejemplos de lo despistada que vivía la jefa porque si me extiendo necesitaría escribir una serie de capítulos por entregas.
captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-16-54-38La muerte de Barberá, de la que no me alegro, demuestra una vez más la hipocresía y el cinismo de toda nuestra clase política y de gran parte de la mediática. Rita fue apartada del PP para guardar las apariencias, muchos de sus compañeros le volvieron la espalda y declaraban en público su deseo de que abandonase el partido y el escaño. Seguramente, solo lo hacían para escenificar una falsa lucha contra las viejas estructuras corruptas, pero querían quitársela de en medio a toda costa, recordemos que acabó de Senadora en el grupo mixto, porque fue obligada a largarse del PP.

Rita, no era una santa, ni una política ejemplar, era una corrupta por acción u omisión, al igual que lo es Esperanza Aguirre o Mariano Rajoy. Pero ha muerto, y ahora todo el mundo se rasga las vestiduras lamentando la presión a la que ha sido sometida antes de que un juez haya determinado su culpabilidad. Hablan de persecución, los mismos perros de presa que acosan y difaman a otros políticos sin motivo, hablan ahora de cacería contra la repudiada del PP. Los que pedían por todos los platós que se marchara para no dañar más al partido, ahora acusan a los periodistas de verdad, a los que no se acojonan y denuncian, de ser culpables del infarto de Rita.

Miren ustedes, si la presión mediática, las difamaciones y el acoso no han acabado con medio Podemos en la UVI, tranquilos, que los demás pueden soportarlo también. De nadie, se han dicho y se siguen diciendo más barbaridades que de los miembros de la formación morada. Y siguen vivitos y coleando. Para ellos no vale la presunción de inocencia, otros deben ser inocentes hasta que lo diga un juez, en Podemos son culpables incluso aunque cinco juzgados digan que son inocentes.

La culpa de la muerte de Rita Barberá, no es de la prensa, ni de otros políticos, ni de la policía que la investigaba, si no quería soportar presiones mediáticas, ni juicios, ni dar explicaciones, que se hubiese dedicado a hacer calceta, o mejor, que no hubiese cobrado mordidas ni blanqueado pasta. Tantos años en la más absoluta impunidad probablemente no la habían preparado para sufrir ni la más mínima crítica.

Barberá no es una mártir, era una prepotente, una soberbia, y una presunta choriza que se ha pegado la vida padre con la pasta de los valencianos, aunque ahora por suerte para algunos ya no va a poder ser condenada por un juez ni va a tirar nunca de la manta, pero el PP y sus mercenarios de los medios de comunicación van a explotar el victimismo hasta provocarnos el vómito.

Lamento el fallecimiento de cualquier persona, y vayan mis condolencias a todos los familiares y amigos de la finada, a nivel privado y personal. Pero me niego a ser hipócrita. La muerte no redime de lo que has sido en vida.

A riesgo de parecer inhumana, pero con la sinceridad por bandera, tengo que decir que lamento mucho más, que 7.000 personas al año fallezcan por pobreza energética, los suicidios de gente a la que van a desahuciar, la de mujeres víctimas del terrorismo machista, la de enfermos de hepatitis a los que el PP negó el Sovaldi y la de tantos que mueren después de toda una vida de miseria y dolor, que la de una señora que lo ha hecho rodeada de lujos y prebendas a costa de dinero público, y no siempre conseguido de forma decente. A causa de sus políticas y del expolio al que nos han sometido para financiarse y cobrar sus sobres, muchos ciudadanos han visto recortados sus derechos y sus prestaciones, y miles de criaturas se han visto abocadas a la miseria e incluso a la muerte.  Y de todo eso, Rita lleva su parte de responsabilidad. Sus actos están ahí, ni la muerte puede borrarlos.

[Tweet theme=”tweet-box-normal-blue”]La muerte no redime de lo que has sido en vida.[/Tweet]

Y a los medios de comunicación que se dan golpes de pecho porque UP se haya ausentado del hemiciclo durante el minuto de silencio, solo decirles que se puede sentir la muerte de cualquier ser humano, pero que para hacerle un homenaje en el Congreso hay que merecerlo, y Rita no lo merecía. Recordemos sus burlas a los familiares de los muertos del metro de Valencia, sus mofas hacia el colectivo Intifalla, o sus insultos hacia los partidos de izquierdas, por mencionar solo algunas de sus perlas. Además, ni siquiera era diputada.

Basta ya de fariseísmo, de mentiras y de manipulación mediática, basta ya de utilizar cualquier cosa para atacar a los que no comulgamos con tanta falsedad. Rita Barberá no merecía ningún homenaje en la casa de todos. Una vez más Podemos me ha representado y me siento orgullosa de ellos.

Por cierto, el que si se ganó el minuto de silencio fue Labordeta, y la Mesa del Congreso del año 2010 lo rechazó alegando que nunca se había hecho por ningún compañero. En aquella mesa estaban el PP y el PSOE.

¿Me explicáis por qué entonces no y ahora si? En realidad, no hace falta que me respondan. Lo sabemos todos.

Que Rita descanse en paz, si puede.

protestona1

Revolución no significa violencia, significa movilización de conciencias.
7 Comments
  1. Alba

    La muerte de una persona hay que respetarla, nadie debería reírse o alegrarse por algo así, es muy poco ético e inhumano, pero que se haya llegado a rendir un homenaje a esta señora después de todo me parece vergonzoso, antidemocrático… ¿En qué país vivimos? Con total sinceridad, creo que cada vez somos menos conscientes de en manos de quien estamos dejando nuestro presente y nuestro futuro.

    27 Diciembre, 2016 at 6:25 pm - Reply
  2. Isabel

    La muerte de cualquier persona cambia el mundo, igual que cada nacimiento. Cada nacimiento trae una nueva posibilidad de mejorarlo, cada muerte nos deja a todos no sólo la memoria, sino un saldo tangible y mensurable de lo que cada persona hizo por convertir esa posibilidad en un hecho. En el caso de Rita Barberá, sus actos no sólo no mejoraron el mundo, sino que lo empeoraron. Su vida giró alrededor de la posesión y el poder personal en todas sus formas. Unas pocas personas se enriquecieron alcanzaron a costa del empobrecimiento de muchísimos otros, empezando por ella misma.

    Su muerte será llorada por sus familiares, que no pueden ser objetivos en sus afectos y en sus valoraciones. Que heredarán de Rita con la conciencia tranquila amparándose en el derecho romano que es legal, pero no lícito. Algún amigo de verdad que alguna vez la embelleciera mirando al ser humano, no a la persona. Cualquier otro que la “llore” sólo hace una declaración buenista, de complicidad disfrazada de compasión. Gente que obró como ella o que lo haría si pudiese. Gente que llegará al final de sus días sin haber hecho nada por mejorar el mundo.

    24 Noviembre, 2016 at 1:22 pm - Reply
  3. Impresionante una vez mas

    24 Noviembre, 2016 at 11:49 am - Reply
  4. Totalmente de acuerdo. Me gustó leerle.

    23 Noviembre, 2016 at 10:39 pm - Reply
  5. Las cosas dichas con claridad y contundencia. Con tu permiso, voy a compartirlo en facebook, aunque lamentablemente no hay mucha gente que lea algo tan serio.

    23 Noviembre, 2016 at 8:43 pm - Reply
    • EVA JIMENEZ MINGUEZ

      si hay mucha gente que se toma las cosas muy en serio….y de todas las edades …adultos claro.

      25 Noviembre, 2016 at 8:36 pm - Reply
  6. Esther Ortiz

    Totalmente y he de decir que a mi me la pela que haya muerto, en realidad ahora tenemos un parásito menos.

    23 Noviembre, 2016 at 7:42 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }