Vacaciones rojas

Acabo de volver de unas placenteras y larguísimas vacaciones en la que aún habiendo intentado desconectar en la medida de lo posible, no he podido evitar que me llegaran algunos ecos de los rebuznos habituales del facherío mediático. Y por encima de todos hay un asuntillo que me hizo cavilar más de lo que yo tenía previsto.

t2tbI_CoDías ha encontrábame yo tan a gusto en mi habitual retiro veraniego de Zahara de los Atunes, cuando me llegan comentarios acerca de una portada de mi apreciado  ¨Marhu¨ ( de Marhuenda, no de ¨Marhuja¨ ) en la que aparecía la alcaldesa podemita en bañador y pareo, con sombrerito de paja y una flor, si una flor, en la mano regresando de la playa hacia el “lujosísimo¨ chalet que compartía con un grupo de amigos.

Como no podía ser de otra manera debido a mi temeridad habitual, a que había dormido poco y a que llevaba varias horas tendida al sol, que ya sabemos que atontuna, cometí la estupidez de buscar el articulo y lo leí. Si, lo leí ENTERO sin desmayarme ni nada. Y ahí fué donde empezaron mis tribulaciones

A ver Protes, me dije, ¿Qué haces tu veraneando si eres roja? Y no una semana como Carmena, que te llevas aquí todo el verano pedazo de esquirola. ¿No deberías estar en una cochambrosa tienda de campaña comiendo latas de sardinas en vez de aquí tumbada bebiendo mojitos y poniéndote ciega de comer? ¿Dónde está tu coherencia y tu compromiso con la causa de la izquierda? Desde luego, mira que somos hipócritas los de Podemos, mucho pedir justicia social pero bien que nos vamos de vacaciones. Y no importa que lo paguemos con el dinerito que hemos ganado trabajando honradamente y después de haber cumplido religiosamente con hacienda, no señor… Si se es rojo no se veranea, como mucho unos días de acampada libre a base de bocatas y sin ducharse, a ver si hay suerte y acabamos cogiendo piojos para ser unos perro flautas como Dios manda.

Los rojos no tenemos derecho al disfrute ni llevar una vida mínimamente desahogada, debemos ser pobres por cojones y los que no lo somos nos vemos obligados a escuchar abochornados los inapelables reproches de la intelectualidad facha  ¨Si tanto te preocupa que coma todo el mundo págales la comida con tu dinero¨; ¨Papá estado no puede hacerse cargo de todas las necesidades de la gente¨; ¨Si sufres por los refugiados llévatelos tu casa¨; o el summun del pensamiento racional.. ¨Si tan comunista eres, vende tu casa y reparte el dinero entre los pobres¨

Lógicamente ante argumentos tan irrefutables y contundentes me invadió un terrible desasosiego que me llevó a pedirme inmediatamente otro mojito, que son mano de santo para las dudas existenciales. Y por supuesto recordé cariñosamente a la mamá de Marhuenda, que a saber donde estará vacacionando la buena Sra. En un camping seguro que no.

Después de unos cuantos viajes a la barra del chiringuito no me quedó más remedio que enfrentarme a la gran pregunta que corroía mi conciencia… ¿No siento vergüenza de veranear así mientras el pobre Paco está al pié del cañón denunciando la del rojerío patrio?

PUES NO, RESULTA QUE NO ME DA …. AINSSS QUE POCO ROJA DEBO DE SER….

NOTA. Ya sé que este artículo no tiene nada que ver con lo que es habitual en mi, pero que queréis… Acabo de volver y aún no me ha dado tiempo de cargar la escopeta.

protestona1

Republicana, feminista, atea y roja. Partisana. Tuitiritera. De Podemos.
4 Comments
  1. Justo hoy he dejado ciertos comentarios sobre esta reflexión que tú pareces dudar y francamente me asusta que tú misma te lo plantees porque es tan razonable que no deberías. Eso lo hacen los de siempre, los que no saben como atacar o peor: no tienen dos dedos de frente. Mis comentarios iban hacia gente que criticaba y descalificaba a mi admirado J.C. Monedero porque ¡Oh Dios mío! Había ganado dinero con sus libros. ¿De verdad tenemos que replicar a esta gente? Por Dios que hasta Belén Esteban cobró por su libro. Yo, que ahora no puedo ir de vacaciones pero sí lo hice cuando tenía trabajo, ¿me tengo que justificar por un derecho que o mucho me equivoco o es para todos? ¿Los de izquierdas no debemos cobrar por nuestro trabajo? Como al final digo cansada de tanta barbaridad: quizás los rojos ( así me gusta llamarme y llamarnos) debamos ser esclavos. Trabajar sin cobrar, no tener vacaciones, dar todo lo que tenemos y si nos dan de comer a veces, dar las gracias.

    10 septiembre, 2015 at 7:23 pm - Reply
  2. Juan angel

    Fantástico relato y agradabilísima manera de expresar lo que muchos pensamos

    6 septiembre, 2015 at 7:58 am - Reply
  3. Pilar Tavora Ferrer

    Desde luego hija ¡que bien expresas lo que muchos pensamos¡…pues si, me parece muy bien, porque lo que no les interesa es proclamar que lo que queremos l@s roj@s es vacaciones, mojitos, marisco para todos y curro para todos. Y, lo que desde luego criticamos, nos revelamos y nos oponemos es a hacer el tonto y pagarle a los corruptos los lujos que no se merecen ni se han currado. Gracias por este estupendo artículo una vez mas. Ah! Por cierto, los mojitos del Hotel Convento de Aracena de lujo, bueniiiisimos.

    4 septiembre, 2015 at 7:32 pm - Reply
  4. El gran problema aquí reside en que, no importa si eres facha, rojo, pijo o perroflauta: a el pueblo español le eeeeeeeeenncanta meterse en la vida de los demás. Seas quien seas. Miramos más la paja en el ojo ajeno que en el nuestro, y ya si encima es de pensamiento opuesto al nuestro, TODAVÍA MÁS (tanto “fachas” como “podemitas”, ojo! Que aquí no se libra ni Dios!!). Pero vamos a ver, si yo lo pago con MI DINERO ( entendemos por “MI DINERO” al capital obtenido de manera completamente lícita y por consiguiente, sin recurrir a ningún tipo de fraude tanto legal como moral) qué c*#?&@es les importa cómo me gasto el susodicho en pasar mis vacaciones?? No es mi dinero y con ese dinero hago lo que me salga del pi.. ?? Pues no

    4 septiembre, 2015 at 12:05 pm - Reply

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

element.style { display: none; } template.css?ver=4.7.5:14802 img { display: none; vertical-align: middle; }