Un día para olvidar, o no

Hay días que sería mejor olvidar, este primero de octubre, permanecerá en la memoria de algunos simplemente como el día en el que dimitió el Secretario General del PSOE, para otros, los que hemos vivido este día con la intensidad que supone el estar informado de cada acontecimiento que sucedía en Ferraz, será mucho más importante y tendrá mucha más transcendencia que el simple hecho de la dimisión de Pedro Sánchez.

opinion-lucha-anarquistaAl finalizar este primero de octubre, hemos sido testigos de como el capitalismo ha movido los hilos para acabar con cualquier intento de que en España pueda existir un gobierno que no se doblegue a sus intereses. Esto no ha sido una lucha interna dentro de un partido político de izquierda con problemas, esto ha sido un pulso de la oligarquía para tumbar la única esperanza que podía haber de que con la correlación de fuerzas existente en este momento, se pudiese formar un gobierno que no fuese el del Partido Popular.

Para que el capital se encuentre cómodo necesita de políticos que bailen al son de la música que ellos deciden tocar en cada momento, y si desde la Transición en España han permitido que existieran gobiernos del PSOE, alternándose con gobiernos del PP, que son los suyos, ha sido porque el PSOE ha gobernado bajo el dictado de los poderosos. O acaso iban a permitir gobiernos que pusiesen en peligro su hegemonía poniendo en peligro el beneficio de sus bancos o el beneficio de sus empresas.

El PSOE, por su característica de partido socialdemócrata ha sido la comparsa perfecta para tocar la sinfonía de los poderosos, para ello necesitaban despojarle de los atributos que le hacían incómodo, el marxismo y el republicanismo y tuvieron en Felipe Gonzalez, el perfecto trilero, para llevar a cabo la metamorfosis, y nadie puede decir que fue un proceso limpio, hasta un congreso paralelo se sacó de la manga don Felipe Gonzalez para que le nombrasen Secretario General, con compromisarios sacados de donde no los había y toda suerte de maniobras y saltos de trampolín. Lo de este primero de octubre, no ha sido nada comparado con las trapacerías que se vieron y se vivieron en aquella ocasión.

Durante muchos años el PSOE gobernó en España, y hubo mejoras sociales; estaría bueno que nos las hubiese, corrían los finales del siglo XX y este país, salido de la edad media, no se sostenía dentro de una Europa que los dueños del dinero tenían diseñada. Y teníamos que estar ahí, y quien mejor para engañar a los españolitos y meternos dentro de la OTAN y dentro de la CEE que el Partido Socialista Obrero Español, nuestros compañeros, los defensores de nuestros derechos, nuestros amigos, los nuestros.

Y claro, ya estamos dentro de la CEE y ya no es necesaria la conciencia de clase, los sindicatos que se dediquen a la formación de los trabajadores, con dinero del Estado y que se encuentren cómodos, “que no les falte de ná”.

Pero vamos a tener que corregir una cosa, los contratos laborales, el trabajador no puede sentirse seguro, porque si se siente seguro es peligroso, piensa, se asocia y pide más; al trabajador hay que caparle la capacidad de luchar, y que mejor que el miedo para castrar. La precariedad laboral, esa es la clave, la incertidumbre, el paro, eso doblega, eso acojona. El miedo hunde la capacidad de razonar.

Y vamos a hacer muchas viviendas para que todo el mundo se compre una vivienda y un coche, y les vamos a dar todas las facilidades, para eso tenemos a los bancos al servicio del pueblo español.

Y ahora que ya todos están preparados, ahora llega nuestro momento amigos, ahora vais a conocer la verdadera realidad de la vida, porque ahora nos toca a nosotros recoger los frutos de todos estos años que hemos estado sembrando, y llega la era Rajoy y …

El resto ya lo conocemos todos.

El PSOE no ha perdido las cinco últimas elecciones por culpa de Pedro Sánchez, este hombre tendrá su porcentaje de culpa porque al fin y al cabo es un resorte más dentro del sistema y culpable de políticas nefastas para los trabajadores. La culpa la han tenido los Gonzalez, Almunia, Rubalcaba, Zapatero, Guerra, Bono, Ibarra, Corcuera y un largo etc. que se ha dedicado a traicionar a la clase trabajadora de este país.

Esos Socialistas millonarios de gloria y placeres, situados cómodamente en cargos directivos dentro de las empresas oligarcas, que no tienen ningún tipo de inconveniente en salir a la palestra a morder y destrozar la menor posibilidad de que se ponga en peligro una forma de vida que les viene ordenada por los de siempre. Y no le duelen prendas en llevarse por delante lo que haga falta, hasta su propio partido, sus militantes, la gente que les ha votado, nada se les pone por delante.

Durante esta semana hemos podido ver como el poder ha sacado todas sus armas a la calle, la prensa, el cuarto poder, ha sido definitiva en la caída del Secretario General, esta prensa nacional siguiendo las órdenes de sus dueños ha atacado sin miramientos, los demoledores editoriales del País, el bombardeo de Felipe Gonzalez a través de los medios controlados por PRISA, los programas televisivos de la Sexta, han sido un cañón incesante que ha bombardeado el objetivo con el único objeto de debilitar a una figura que ellos mismos pusieron ahí.

Las actuaciones de los diecisiete miembros de la Ejecutiva dimitidos por orden de Susana Díaz ha dejado clara la calidad de los políticos de esa supuesta izquierda que ha gobernado España durante años y que ha dejado claro que le importa un pimiento la democracia interna, los estatutos, la militancia y que solo se mueven al compás de los poderosos.

Pero bueno, lo hecho hecho está, una comisión se encargará de dirigir los pasos del PSOE, ¿y ahora que?, ahora tendrán que hacer encajes de bolillos para justificar ante los votantes la abstención que pueda favorecer el gobierno de Rajoy, luego hacer un congreso, elegir un nuevo Secretario, y esperar cuatro años a ver si con la política hecha día a día recuperan votos y volver a la balsa del bipartidismo.

Que complicado ¿no?, sobre todo porque teniendo en el Congreso a Podemos haciendo una verdadera política de oposición de izquierda, ya no van a poder disimular una descafeinada oposición, como han venido haciendo durante años.

¿Y si eligen seguir con el no y forzar unas terceras elecciones?, está claro que el batacazo sería tan profundo que iban a ser incapaces de salir del agujero, además de que tendrían que explicarles a los militantes que han montado el circo para estar en el mismo sitio que ya estaban con Pedro Sánchez.

Lo bonito va a ser cuando le ofrezcan la abstención al PP y este les exija algo más, por ejemplo un pacto de gobierno que les asegure sacar adelante las medidas que tienen preparadas en espera de poder gobernar. Y si se lo niegan, ya lo están pregonando, irían a unas nuevas elecciones a matar dos pájaros de un solo tiro, obtener la mayoría que necesitan y presenciar desde el trono la caída del mayor partido de la oposición.

[ctt template=”12″ link=”UyfJZ” via=”no” ]¿Y si eligen seguir con el no y forzar unas terceras elecciones?, está claro que el batacazo sería tan profundo que iban a ser incapaces de salir del agujero[/ctt]

Dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar, y ha llegado el tiempo de que la verdadera democracia entre dentro del PSOE para devolverle el partido a las bases, y si a las bases les roban las herramientas para la reconstrucción de su partido, no les quedará otro remedio que abandonarlo y sumar con la verdadera izquierda nacida del movimiento popular.

Quizás no debamos de olvidar este primero de octubre, quizás debamos mantenerlo fresco en la memoria para no permitir que nuestros dirigentes, a esos que hemos elegido para que nos representen, que se desvíen lo más mínimo del camino que entre todos hemos trazado.

 

 

 

arjonairiz

Insolentemente rojo y peleón. Odio la hipocresía y me gustan las motos.
0 Comment

Deja un comentario

Si continuas navegando en Alcantarilla Social estas aceptando el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar